23 de mayo de 2013 / 12:18 a.m.

Monterrey.- • Los diputados panistas no permitirán que se incremente la tarifa en el transporte urbano, pues de por sí ya es la más cara del país, con precio de lujo y servicio de segunda.

Durante la mañana del miércoles, los legisladores abandonaron la comodidad de la curul y salieron repartir volantes impresos a todo color, donde hacen un comparativo del estado del transporte en ciudades como Nueva York con la triste realidad del regiomontano.

Los diputados llegaron con sus volantes hasta la calle Juan Ignacio Ramón, justo frente al Obelisco, un lugar donde convergen varias rutas, tanto del poniente de la zona metropolitana, como del sur y norte de Monterrey.

Jesús Hurtado, de la Comisión del Transporte, dijo que la idea es concientizar al usuario del mal servicio que se tiene en el sistema de transporte.

"Que la autoridad realmente asuma esa responsabilidad de vigilar y controlar las tarifas, que son las altas del país", dijo el legislador.

Recordó que en el Distrito Federal un pasaje de camión cuesta cinco pesos, en el Estado de México seis y aquí diez "y quieren subirla a doce. No lo vamos a permitir".

Es el tiempo de acabar con lo que llamó "el juego perverso", ya que el Gobierno maneja la situación por medio de los sindicatos que tienen rutas concesionadas o contratos colectivos.

La gente miró con sorpresa la llegada de los diputados, pues en principio no sabían de quiénes se trataban. Ya durante el diálogo, coincidieron con ellos en que se debe hacer algo para mejorar el sistema y no permitir que siga aumentando la tarifa.

Alfredo Pérez Bernal, dirigente estatal del PAN, puntualizó que los legisladores panistas tienen esa consigna.

"Las condiciones físicas en que se encuentran las unidades, son deplorables, no podemos permitir que estamos hablando de un servicio de segunda, con un precio de más de primera, de un servicio de lujo", afirmó.

"Somos el transporte más caro del país, no corresponde el precio contra la calidad y servicio que se presta, por eso no podemos permitir que estemos tan siquiera pensando en una posibilidad de aumento, cuando en realidad no corresponde al servicio que recibe el usuario", dijo Pérez Bernal.

Aclaró que toda simulación que trate de engañar al usuario, será frenada por el Partido Acción Nacional.

FRANCISCO ZÚÑIGA ESQUIVEL