26 de agosto de 2013 / 02:19 p.m.

 Monterrey • Los diputados locales del PRI arremetieron contra la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, al señalarle que antes de criticar al gobernador Rodrigo Medina debe verse a sí misma, pues las declaraciones se realizaron en un evento que calificaron de campaña fuera de la capital neoleonesa.

El legislador Francisco Cienfuegos destacó que la edil se mordió la lengua al asegurar que los índices delictivos en Monterrey son altos, mientras ella critica la inseguridad en el Estado, situación que destaca es controlada gracias a la creación de Fuerza Civil.

“Yo creo que la alcaldesa no tiene cara para estar diciendo esas acusaciones y se muerde la lengua, el municipio de Monterrey tan sólo donde patrulla la Policía de Monterrey tiene los índices delictivos más alto estadísticamente, no es algo que diga yo, lo dice el Semáforo del Delito. Endeudó reestructurando la deuda del municipio de Monterrey endeudando seis administraciones más. Tiene la responsabilidad constitucional de gobernar para los regiomontanos, y hace acusaciones en un municipio, Ciénega de Flores, totalmente ajeno a su municipio, ha estado en el municipio de Juárez, ha estado en el sur del estado, tiene que cumplir un mandato y no está respondiendo”, expuso.

Por su parte, el líder de la bancada tricolor en el Congreso del Estado, Édgar Romo, destacó que lejos de buscar confrontación se debe de buscar un diálogo, pues la gente debe tener una imagen de unión entre esferas de gobierno.

“Los ciudadanos no quieren ver a la autoridad peleando y mucho menos en campaña. Su trabajo no es a ratos, hay que pensar pro Nuevo León, pro Monterrey, ver obras concluidas en Monterrey y en lugar de usar el tiempo en confrontación deben buscar avances”, dijo.

 — ISRAEL SANTACRUZ