27 de mayo de 2013 / 12:19 p.m.

Monterrey.- • La bancada local del PRI criticó el proyecto de la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, de fusionar las secretarías de Policía y Tránsito en una sola, al considerar que se trata de un retroceso y no existen las condiciones para ello.

Para el presidente de la Comisión de Seguridad y Justicia, el priista Francisco Cienfuegos, la decisión del municipio representa un “error garrafal” y significa dar un paso para atrás en el desarrollo y el mejoramiento de ambas corporaciones.

“Para mi gusto es un error garrafal, en estos momentos a como está la circunstancia actual, hacer una fusión de esta magnitud”, señaló.

“Son tiros aislados, no son acciones concretas; ante la falta de capacidad de contratar más elementos, bueno, pues vamos a darle también a los de Protección Civil armas… no se puede hacer eso, hay que hacerlo sólido”, agregó.

Y es que, en su opinión, la formación y los perfiles de ambos elementos son muy distintos, por lo que no se puede adjudicar las dos funciones a los mismos, pues se trata de un contrasentido.

“Ahora quieres capacitar a los tránsitos sobre la marcha, sin que dejen su actual puesto, para que porten un arma para estar combatiendo el crimen es un error garrafal… o quieres darles una libreta a los policías para que ahora desatiendan la seguridad para estar imponiendo sanciones viales dentro del municipio, no tiene sentido”.

Cienfuegos Martínez dijo que si el municipio se siente incapaz de cumplir con ambas funciones la mejor opción es que entregue la policía a la Fuerza Civil y que el municipio solo se quede con el control de Tránsito de Monterrey.

“Más bien, yo diría que es más fácil que la alcaldesa mejor que entregue la policía a Fuerza Civil, bajo el esquema que tiene firmado ya el municipio, de Mando Único, y que el municipio se encargue de la vialidad”.

El presidente de la Comisión de Seguridad en el Congreso del Estado señaló en todo momento que la corporación estatal Fuerza Civil ha mejorado los estándares e índices de seguridad, por lo que, según dijo, la mejor salida sería aplicar ya el Mando Único.

Reynaldo Ochoa