16 de febrero de 2013 / 03:54 p.m.

El proyecto "Rescatándonos" tiene como finalidad ejercer mecanismos para recobrar la confianza de transitar el centro, así como la recuperación de sus espacios por la sociedad civil.

 

Monterrey.- La convocatoria fue puntual: 10:00 en el café Nuevo Brasil, en donde los diputados de la Comisión Permanente escucharían el proyecto denominado "Resactándonos", que tiene como finalidad revivir el centro de Monterrey.

Y media hora después, la convocatoria no fue la esperada, pues ninguno de los representantes acudió a la cita.

A decir de Mario Rodríguez Platas, activista y coordinador del proyecto, sólo los diputados Jesús Hurtado (PAN), Luis David Ortíz (PAN), así como Arguijo (PRD) se mostraron interesados en el proyecto, aunque no pudieron acudir por cuestiones laborales.

"“La muestra está aquí, que no tuvimos convocatoria"”, expuso Rodríguez Platas.

El proyecto Rescatándonos tiene como finalidad ejercer mecanismos para recobrar la confianza de transitar el centro, así como la recuperación de sus espacios por la sociedad civil.

Uno de ellos es el Café Nuevo Brasil, con más de 50 años de tradición en la casi esquina de Washington y Zaragoza.

Lugar de encuentro entre dibujantes, pintores, escritores, músicos y gente de teatro, el Café Nuevo Brasil ha iniciado un proceso de remodelación con el apoyo del proyecto Rescatándonos.

Desde hace días, la página de internet www.cafenuevobrasil.com ha activado una opción en donde se aceptan donaciones, ya sea económicas o en especie.

Indira Kempis, de la asociación Ciudad_es, detalló que el proyecto de regeneración del espacio busca tener como base el apoyo de clientes, para después de ahí replicar el esfuerzo para el centro de Monterrey.

“"Éste es un proyecto que busca una alianza pública-privada para tener un impacto social en el centro, que está completamente abandonado”", dijo.

Los participantes del proyecto no descartaron volver a extender la invitación a los diputados del Congreso Estatal, además de ampliarla a los titulares de las distintas dependencias culturales para que conozcan la iniciativa y, de paso, se tomen un buen café.

 GUSTAVO MENDOZA LEMUS