25 de abril de 2013 / 08:33 p.m.

Monterrey  • Aunque advirtió que no tienen interés en defender al auditor Sergio Marenco, el presidente de Vertebra, José Ángel Quintanilla, aseguró que la intención de los diputados locales de revisar la actuación de la Auditoría Superior del Estado tiene intereses: "políticos, partidistas y mezquinos".

Quintanilla recordó que el Congreso del Estado se encuentra aún pendiente de revisar una iniciativa promovida por organismos de la sociedad civil, para dar mayor autonomía a la ASE y que además las sanciones sean aplicadas por otro órgano independiente a los legisladores locales.

Esto, sumado a la limpia de empleados ligados a partidos políticos, representa una amenaza para las organizaciones políticas, lo que ha causado que los legisladores locales estén presionando la figura del auditor.

"Los diputados ven una amenaza en que se realice una auditoría realmente independiente del Congreso, y lo que quieren es que prevalezcan los intereses del partido", señaló.

"Creemos que hay un interés partidario, político y mezquino por parte de los diputados, para defender posturas de partidos por miedo a que la auditoría se vaya sobre gobernantes de ellos mismos", agregó.

El presidente de Vertebra expresó que incluso la justificación que los diputados locales dieron para autorizar una revisión a la labor de la auditoría, está basada en principios falsos y que buscan confundir a la opinión pública.

"Creemos que están mintiendo a la opinión pública. El primer punto es el sueldo; quienes le autorizaron el sueldo, al puesto de auditor, fueron los mismos diputados…y el segundo asunto es el de que él puso a sus propias gentes, también deja en claro, y está en la ley, esas facultades se las dio el Congreso.

La solución a este problema, podría estar en parte, con la iniciativa presentada por las mismas ONG´s a finales del año pasado.

"Nosotros como organismo de la sociedad civil ya presentamos una iniciativa que contempla que sea realmente autónomo en cuanto a las decisiones que tomen y también en cuanto al castigo, que no dependan del auditor, ni de los diputados, sino que dependan de una ministerio público especializado", indicó.

Fue este miércoles cuando el Congreso del Estado autorizó a petición de la bancada del PRI, la realización de una auditoría a la ASE, ya sea mediante la Comisión de Vigilancia, o incluso mediante un despacho externo.

REYNALDO OCHOA