25 de abril de 2013 / 01:07 p.m.

Monterrey • El Congreso del Estado autorizó este miércoles aplicar una revisión al desempeño y aplicación del gasto de la Auditoría Superior del Estado, para lo cual podrían valerse de un auditor externo.

Temas como los altos sueldos de los empleados de la dependencia y las deficiencias en la elaboración de las auditorías de las cuentas públicas son algunas de las razones por las que de manera unánime los legisladores accedieron a revisar la labor de la ASE.

La petición vino de parte de la fracción del PRI, cuando en la sesión de este miércoles el diputado local José Juan Guajardo, subió a tribuna un punto de acuerdo para que la Comisión de Vigilancia o un despacho externo, realice una auditoría a esta dependencia.

“Se instruye a la Comisión de Vigilancia para que en uso de sus atribuciones contenidas en el artículo 102, fracciones I y III de la Ley de Fiscalización Superior, proceda a evaluar y fiscalizar, por sí o a través de servicios de auditoría externa, el cumplimiento de los objetivos y metas del programa anual de auditorías de la Auditoría Superior del Estado y la debida aplicación de los recursos a cargo de ésta, procediendo a realizar las inspecciones o visitas a las diversas unidades administrativas que integran la ASE”, leyó Guajardo.

La solicitud derivó de la reunión que sostuvieron diputados locales y el Auditor Superior del Estado, Sergio Marenco Sánchez, el pasado lunes, y en donde los legisladores detectaron irregularidades.

Este fue el caso del líder de la fracción legislativa del PAN, Juan Carlos Ruiz, quien cuestionó el alto sueldo del funcionario, que incluso rebasa al de los diputados, y que sólo es superado por el del Gobernador del Estado.

Por su parte, el coordinador del PRI, Edgar Romo, increpó en varias ocasiones al auditor por las fallas constantes en la elaboración de cuentas públicas que son enviadas al Congreso del Estado y que han impedido aprobarlas y ha facilitado que sean “politizadas”.

En ese sentido, José Juan Guajardo explicó que las explicaciones de Marenco no han aclarado las dudas.

“"En ninguno de los temas que sobre estos y demás asuntos planteados, las respuestas que proporcionó Marenco Sánchez, no fueron satisfactorias para la mayoría de los presentes.

“"Razón por lo cual motivó que quienes integramos al Grupo Legislativo del PRI, planteamos en esta soberanía, en su carácter de superior jerárquico de la ASE, a que se lleve a cabo (la auditoría) con el objeto de tener la oportunidad de que las diversas dudas e inquietudes que se tienen sobre el desempeño del trabajo que se realiza la ASE queden resueltas a satisfacción de este Poder Legislativa"”, explicó Guajardo.

Aunque la Auditoría tiene carácter de autónomo, sí está sujeta a la revisión del Congreso Local mediante la Comisión de Vigilancia.

Incluso en el artículo 102 de la Ley de Fiscalización señala que es esta comisión el conducto de comunicación entre el Congreso y la ASE y tiene como una de sus facultades evaluar el cumplimiento de los objetivos y metas.

Aunque en la última reunión no se habló sobre la destitución de Marenco Sánchez, ésta ha sido una de las exigencias de algunos diputados, principalmente del PAN, desde inicio de la legislatura, ante lo que consideran un órgano muy costoso y con pocos resultados.

REYNALDO OCHOA