Con información de Reynaldo Ochoa 
31 de julio de 2013 / 08:17 p.m.

 

Monterrey  • Diputados locales del PRI acudieron este día al Palacio Municipal de Monterrey para exigir a la alcaldesa Margarita Arellanes que les entregue la información referente a la reestructuración de mil 400 millones de pesos que el municipio tiene como deuda y que hasta el momento no ha llegado al Congreso local.

Francisco Cienfuegos, José Maiz García y Gustavo Caballero, caminaron desde el Congreso hasta el Palacio Municipal para entregar el escrito en donde se cuestionan las tasas de interés que se estarían cobrando por esta reestructuración, los plazos, si se utilizó un bróker (empresas que interceden por el municipio para hacer la reestructuración) y si hay un plazo para que se empiece a pagar.

“(…) Existe un año de gracia en la reestructuración, esto llevaría a qué, se le autorizó el 23 de diciembre del 2012, se reestructura en agosto del 2013, ella (Margarita Arellanes) entró en noviembre del 2012, es decir diez meses después reestructura una deuda y patea el bote un año más para empezar a hacer pagos, es decir únicamente pagaría el municipio, bajo esta administración, alrededor de 13 meses, y si tiene aspiraciones a contender por otro cargo tendría que pedir licencia ocho meses antes, es decir que está embarcando el municipio a diferentes administraciones a que paguen una deuda que ella sólo pagaría alrededor de cinco meses”, explicó Francisco Cienfuegos.

Cabe señalar que el municipio no está obligado a enviar dicha información al Congreso local, ya que así se estipuló cuando se autorizó la reestructuración.

Sin embargo existen ya varias solicitudes para conocer dicha información, mismas que han sido detenidas por la bancada de Acción Nacional, que utilizando su mayoría han impedido que dichos exhortos procedan y lleguen a la autoridad municipal.