25 de enero de 2013 / 03:43 a.m.

Monterrey • Los diputados locales tendrán que trabajar más para que la población que los eligió defina si desquitan o no su sueldo, consideró el presidente de la Federación de Colonias, Gilberto Marcos Handal.

Si bien el aumento de sueldo de entre 10 y 13 por ciento del sueldo neto corresponde a un ajuste inflacionario, realizarlo 10 años después crea sospechas y desconfianza en los ciudadanos, indicó Marcos Handal.

Por ello exhortó a los legisladores a sacar los asuntos pendientes que tienen en la agenda y de acuerdo a la prioridad que les marque la gente.

“Me parece que el tema de los sueldos está enredado mucho, cuando lo que me preocuparía son los resultados que den los funcionarios públicos de cualquier nivel, más que el sueldo, están los resultados”, dijo.

Las últimas decisiones de los diputados locales, como la aprobación de la continuidad de la tenencia y el incremento al Impuesto Sobre la Nómina entre otros asuntos que no fueron del agrado de la opinión pública, les da un punto en contra, afirmó.

“Pareciera que no lo justifica (el aumento), porque prácticamente no ha salido nada a beneficio de la ciudadanía, al contrario, nada más se han dedicado a promover los impuestos”, señaló.

Las opiniones en contra que ha generado en la población el incremento del salario, que es de alrededor de tres mil 500 pesos como lo informó el diputado Alberto Serna, son consecuencia del historial de los políticos.

“Es tal el desprestigio de los políticos y concretamente los diputados, que la ciudadanía ve con muy malos ojos los incrementos que se autorecetan los legisladores y además la ciudadanía siente que están sobrepagados para lo que hacen”, mencionó.

En tanto, consideró que los bonos de gestoría que se recetaron los legisladores, indicó que no tienen sustento pues no corresponde a las tareas de los diputados.

“Los diputados, la mayoría de ellos malentienden su función que es la de legislar, escuchando a los ciudadanos que los eligieron, pero no se trata de ser gestores de nada ni andar rondando en los distritos para promoverse para el siguiente puesto porque el trabajo de un legislador no es andar consiguiéndole nada a los ciudadanos, más bien es legislar y revisar las cuentas”, puntualizó.

SANDRA GONZÁLEZ CORTÉS