Raúl Villarreal
26 de enero de 2013 / 06:48 p.m.

Luego de casi 20 años de carrera, el defensa del Querétaro, Adrián García Arias colgará los tachones en este torneo.

El futbolista de 37 años de edad no está concentrado para jugar hoy contra Tigres, ya que su participación es más en la Copa MX, que en la Liga.

Al ser encontrado atendiendo su propio negocio en esta ciudad, al ser dueño de un restaurante llamado "Mariscos Peque", García Arias confesó que al termino de este Clausura 2013 ya dirá adios a su carrera.

"Este es mi último torneo, así lo he decidido, no por falta de condición física o problema físico, sino que así lo decidí con mi esposa luego de 19 años de carrera.

"Y estoy muy agradecido con lo que la pelota me ha dado, con los que Dios me ha dado, y ahora ya estoy en otra faceta de empresario", expresó el zaguero.

El capitalino debutó en Toluca en el último torneo largo de la Temporada 1995-1996, cuando en la jornada 3 jugó como titular en un partido contra Santos, donde el marcador quedó 2-2 en el Estadio Nemesio Díez.

Con los Diablos, el central fue parte del denominado "Equipo de la Época".

A partir de ahí, García Arias defendió los colores de América, Santos, Jaguares, San Luis, Indios, Morelia y actualmente Gallos Blancos.

"El futbol no me debe nada, al contrario yo le debo al futbol. El futbol me hizo mejor persona, mejor ser humano y me hizo entender muchas cosas", destacó el defensor.

Con un título de entrenador en las manos y manejando su negocio, el jugador dirá adiós de una carrera consciente que nunca fue una figura del futbol mexicano, pero siempre trató de aportar su profesionalismo en los clubes que militó.

"La realidad es que yo nunca fui figura, nunca fui un jugador que brillara mucho y me he manejado siempre en mi vida con tres cosas importantes, primero está Dios, luego está mi familia, y luego está mi trabajo".

Hubo otro equipo en el 2001 donde pudo jugar, reveló García Arias, pero al final no se concretó: Los Tigres de la UANL.