30 de septiembre de 2013 / 02:11 p.m.

Después de aguantar que su hijo sufriera de violencia física y verbal dentro de una escuela por hablar su lengua materna, el náhuatl, la madre del menor evidenció el hecho en busca de ayuda, sin embargo la misma directora del plantel fotocopió la nota donde denunciaba el hecho y lo repartió entre los compañeros del menor.

 

La madre asegura que desde que dio su denuncia a Telediario la directora identificada como San Juana, no ha hablado con ella y en su lugar sacó las copias de la nota publicada y se lo dio a sus compañeros.

 

“A mi niño le afectó más, le pusieron a leer lo que se publicó en el periódico, la directora sacó copias y pusieron a un niño de sexto a leerlo”.

 

Explicó que ha buscado cambiar a sus hijos al turno matutino, sin embargo la escuela señala que no hay cupo.

 

Los padres de la escuela vespertina Felipe Ángeles?, en la colonia Topo Chico, apoyan a la madre,  “los padres están de acuerdo porque lo que yo hago no es mentira, a la directora no la quieren”

 

Lo que más le preocupa a esta mujer son sus hijos más pequeños, ya que no quiere que sufran lo que su hijo mayor pasó durante estos años.

 

Claves:

- El pequeño de 12 años de edad y sus cuatro hermanos, que también cursan estudios en el mismo plantel son constantemente golpeados por sus compañeros, que además destrozan sus útiles escolares, sin que nadie ponga freno a la situación.

-   El miércoles pasado, la madre de los pequeños interpuso una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH).

- Maestros y directivos le dan largas al asunto y culpan a la madre por enseñarles náhuatl a sus hijos.

Redacción