30 de junio de 2013 / 05:09 p.m.

Lionel Messi presentó excusas a los aficionados por la demora de más de hora y media en la iniciación del encuentro de exhibición entre los equipos "Messi y sus amigos" y "Robinho y sus amigos".

La llamada "II Batalla de las Estrellas" con fines benéficos no comenzó el sábado a la hora prevista después que un grupo de padres de familia y sus hijos obstaculizaron el paso del autobús con los futbolistas a manera de protesta por el supuesto incumplimiento del astro con una jornada de fotos y firma de autógrafos prometida por los organizadores.

"Ofrezco disculpas por el retraso, por la paciencia que tuvieron con nosotros... Gracias a todos por la espera", manifestó antes de abandonar la cancha a los 70 minutos.

El argentino ayudó con una diana en la victoria 9-6 de su conjunto en el estadio Atanasio Girardot el sábado por la noche.

Messi y sus compañeros, entre ellos Pablo Aimar, Javier Mascherano y Juan Pablo Angel, se vistieron de verde y blanco, los colores del popular conjunto local Atlético Nacional.

El bloqueo se presentó a la salida del hotel donde se alojaban los futbolistas y se levantó tras la mediación del comandante de la policía de Medellín, general José Angel Mendoza.

Algunos padres y sus hijos se tendieron sobre la ruta, según testigos.

Las quejas comenzaron el viernes por la noche, después de la cena a la que asistieron Messi y varios de los jugadores invitados.

La sesión de fotos y autógrafos no se cumplió y los promotores de la exhibición la reprogramaron para el sábado y cerca de 300 niños aguardaron inútilmente a su ídolo. Allegados a Messi explicaron que no estaba prevista en el contrato.

Sumado a lo anterior el contacto con los medios se limitó a tres respuestas de Messi en la cena.

El goleador del Barcelona, ya en el estadio, posó con algunos aficionados y firmó autógrafos.

Robinho y los colombianos Jaime Rodríguez y Jackson "Chachachá" Martínez, quienes jugaron al lado del brasileño, también fueron asediados por los hinchas.

Hamsik Marek, Sebastián Abreu, Paolo Cannavaro, Emiliano Insúa, Daniel Oswaldo y Sergio Agüero y el técnico Fabio Capello, anunciados por los organizadores, finalmente no llegaron.

Otro tanto sucedió con Radamel Falcao, incluido en una lista original divulgada por Andrés Barco, uno de los responsables del espectáculo.

El ex astro brasileño Zico acudió a la cita, y junto con Hernán Darío Gómez cumplieron la tarea de técnicos de los conjuntos.

Messi, su padre, Jorge Horacio, sus hermanos Rodrigo y Matías, quienes llegaron el viernes en un avión particular, permanecerán en Medellín, capital del departamento de Antioquia, unos días (no se precisó cuántos), según la oficina de prensa de la organización del encuentro.

La primera versión de la denominada 'Batalla de las Estrellas' con Messi y Falcao enfrentados, se efectuó en Bogotá hace un año.

AP