30 de julio de 2013 / 09:53 p.m.

A cuatro días de haber sido expulsado por encarar al delantero de Cruz Azul, Jerónimo Amione, el técnico de Santos Laguna, el portugués Pedro Caixinha, reconoció su "mea culpa" y se disculpó por esa actitud.

"Aprovecho para hacer un 'mea culpa'. En Beja, mi cuidad, tuve un directivo que decía que los directivos son para dirigir, los entrenadores para entrenar, los jugadores para jugar y los árbitros para arbitrar", explicó.

"Por eso hago 'mea culpa' porque me excedí, no volverá a ocurrir y que me perdonen por esa actitud que no es parte de mí, que ocurrió y hay que tomar las consecuencias mirando de arriba el partido (contra Puebla)", añadió.

Caixinha fue expulsado en el minuto 83 por la forma en que encaró a Amione, a quien le reclamó una falta sobre Juan Pablo Rodríguez, lo que le valió que el silbante Erim Ramírez le propinara su primera expulsión en el futbol mexicano.

Por otra parte, el estratega europeo se refirió al partido de este miércoles contra Puebla, equipo que le propinó su primer revés a su llegada al banquillo lagunero, y dijo que le guarda respeto pues no encara a los rivales por su posición.

"Con todo el respeto, no encaro los rivales por su posición en la tabla o por su historia pero sí por su momento, por la organización de su plantilla y por la forma en que esté jugando, porque si lo encaramos sin respeto seguro vamos a perder", señaló.

NOTIMEX