18 de junio de 2013 / 12:44 a.m.

 Luego de haber sido condenado a 30 días en prisión la semana pasada, el jugador de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL), Chad "Ochocinco" Johnson, salió de la cárcel este lunes tras disculparse por haberle faltado el respeto a la corte.

La juez del condado de Broward, Kathleen McHugh, dispuso la liberación del ex jugador de Delfines de Miami luego de aceptar las disculpas del mismo por haberle dado "una palmadita" a su abogado la semana pasada en la corte.

"Quería disculparme por haberle faltado el respeto al tribunal la otra vez", admitió Johnson, quien poco antes de recibir su libertad condicional, la semana pasada, fue enviado a prisión por su falta de seriedad en el proceso y el poco valor que le daba a su liberación.

La juez McHugh enfatizó que el receptor había colocado su brazo sobre los hombros de una fiscal en la última sesión, lo que llevó a una doble petición de ella para no ser tocada por él.

Asimismo, la juez destacó que el cabezazo que "Ochocinco" le dio a su ex esposa, Evelyn Lozada, la dejó con un corte que necesitó de ocho puntadas, lesión que la magistrada calificó como "horrenda".

Ya en libertad, "Ochocinco" aseguró que los siete días que pasó en la cárcel le sirvieron para recapacitar y analizar la falta que cometió, "tuve tiempo para reflexionar sobre los errores que cometí en este juzgado", aseguró.

Al final, la juez ordenó a Johnson 25 horas de servicio comunitario y asistencia a sesiones de terapia dos veces por semana, para tratar el problema de la violencia; igualmente, aumentó su libertad condicional tres meses más de lo acordado, por lo que concluirá hasta mediados de octubre.

Notimex