22 de julio de 2013 / 09:34 p.m.

Oaxaca • En el inicio de las fiestas de la Guelaguetza se reportaron seis personas insoladas y un descalabrado, además de una asistencia de poco más de 15 mil espectadores.

El encuentro étnico racial fue encabezado por el gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, y por el cuerpo diplomático del país, además de algunos invitados especiales, entre ello el ex jefe de gobierno del Distrito Federal, Marcela Ebrad, y la Secretaria de Turismo, Federal Claudia Ruiz Massieu, quien acudió al evento con la representación presidencial.

En esta ocasión el evento folclórico fue "blindado" con la presencia de al menos mil elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, que resguardan el inmueble ante cualquier eventualidad.

El Secretario de Seguridad Pública, Estatal Marco Tulio López Escamilla, informó que durante el arranque de las fiestas oaxaqueñas se reportó un saldo blanco y que la totalidad de los asistentes lograron ingresar a las dos presentaciones y salieron del evento sin contratiempo alguno.

En tanto, el director del Instituto Estatal de Protección Civil (IEPC), Manuel Maza Sánchez, dio a conocer que durante el festejo del Primer “Lunes del Cerro”, dentro de la velaría del auditorio Guelaguetza, se reportaron seis personas insoladas y un descalabrado por un golpe de una manzana que un bailarín arrojo al público.

La festividad étnica inició bajo un himno solemne el cual forma parte de los cultos populares a la Virgen del Carmen, razón por la que se celebra los dos lunes más cercanos a la festividad católica de esta advocación mariana.

Las tradicionales chirimías precedieron a la primera delegación: las Chinas oaxaqueñas –fundada por Doña Genoveva Medina- quienes bailaron los alegres sones del Jarabe del Valle, con las características marmotas, canastos de flores y faroles, que son parte también de la calenda que precede a la fiesta principal.

El clímax llego con la Canción Mixteca del oaxaqueño, José López Alavés, que logró que la audiencia ondeara su sombrero de un lado al otro en el aire.

Sensación también causaron la cadencia de las mujeres costeñas de Putla de Guerrero que hoy demostró su grandeza con la destreza, carisma y agilidad de sus danzantes.Al final las mujeres de Tuxtepec y su Flor de Piña, con su colorida vestimenta, arrancaron aplausos y la algarabía total.

Sus hermosos trajes multicolores, la majestuosidad de su baile y el porte de sus mujeres con la piña en el hombro, fueron motivo de una entrega total del público.

El gobernador Gabino Cué, festejo que las fiestas más importante de Oaxaca, haya sido blanco en protestas y manifestaciones.

Aseguró que este año la capital y los principales destinos turísticos lograron tener una ocupación hotelera record del 95 por ciento, esperando que este año sea el año de la recuperación del dicho sector, luego de la caída que se reportó durante la revuelta social del 2006.

"Tenemos en estos momentos la visita de entre 35 y 40 mil personas, lo que refleja que Oaxaca es una ciudad segura y con gran atractivo para el turismo nacional e internacional, aunque todavía estamos un poco abajo a lo que se tenían antes del conflicto".

Abundó que se espera que al final de los festejos de los Lunes de Cerro se logre que unas 100 mil personas visiten la entidad.

El festejo del Lunes del Cerro fue desarrollado en la sede del auditorio Guelaguetza, que sufrió de daños a consecuencia de una venida de viento extraordinaria y atípica que rompió parte de su velaría, misma que fue sujeta de reparaciones validadas por el Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México.

OSCAR RODRÍGUEZ