18 de febrero de 2013 / 02:01 p.m.

Monterrey • Con las notas melódicas de un trío huasteco y una banda de la misma región, los regiomontanos y personas oriundas de la mencionada región, avecinadas en Nuevo León, pudieron degustar la comida tradicional de las llamadas Huastecas.

La muestra gastronómica se realizó en la alameda Mariano Escobedo, donde se ofrecieron los platillos típicos como el Zacahuil, los vinos frutales, los tamales en hoja de plátano, los quesos y la barbacoa que se prepara en esta zona de los estados de San Luis Potosí, Tamaulipas, Veracruz e Hidalgo.

El kiosco de la alameda, fue el lugar elegido para realizar la muestra.

Rafael Zúñiga Zúñiga representante de las Huastecas, informó que se trata de traer un "pedazo" de las regiones a Monterrey, para que se conozcan las tradiciones como la música y los alimentos que son preparados incluso por algunas etnias indígenas que aun habitan esas áreas.

“Ahora traemos el Zacahuil, que es un tamal que se prepara en hojas de plátano, y es como para 60 u 80 personas, se prepara con masa y maíz resquebrajado, lleva también manteca de puerco y luego se le pone carne de cerdo y carne de pollo, y una vez que las mujeres ya hicieron la masa y todo, se envuelve en hojas de plátano y lo meten en un horno de barro para que ahí toda la noche termine de cocinarse” señaló Zúñiga Zúñiga.

En tanto que el profesor Miguel Gómez, quien se encargó de llevar la música típica de las Huastecas hasta la alameda, explicó que el tipo de melodías que se estila es la de los tríos compuestos por violín, jarana y guitarra con la que alegran los festejos.

“Las personas que nos acompañan aquí, la mayoría no tiene estudios de música, todos son empíricos y hacen versos, es decir trova como lo llamamos nosotros, ellos cantan y platican lo cotidiano, lo que ven en la región o simplemente lo que a ellos les gusta. Aquí hay un detalle importante, cuando alguien muere, ellos van a los velorios y platican con la familia, y en base a lo que les dicen ellos componen y cantan la vida de la persona fallecida durante todo el velorio” dijo el maestro Gómez quien se encarga de impartir clases de primaria y secundaria en San Martín, parte de la región de la Huasteca potosina.

En la muestra también fue ofertada una hierba que la conocen como Zoyo o Viagra del campesino y que de acuerdo con la tradición esta se prepara con frijoles de olla para que tenga el efecto deseado según señalaron entre bromas.

ALBERTO VÁZQUEZ