16 de febrero de 2013 / 02:38 a.m.

Ciudad de México • La instalación de policías comunitarias en los municipios de Tlatlaya y Amatepec, al sur del Estado de México, confrontó posiciones al interior del PRD.

Mientras el coordinador de la bancada en la Cámara de Diputados, Silvano Aureoles, demandó aplicar todo el peso de la ley, la corriente Izquierda Democrática Nacional señaló que tal petición es un absurdo y un contrasentido, pues la aparición de estos grupos obedece a la necesidad de enfrentar el "acoso" de la delincuencia organizada.

El secretario de Relaciones Internacionales y Migrantes de ese partido, Julio César Tinoco, señaló a nombre de IDN que no comparten la postura de Silvano Aureoles y dijo que las manifestaciones se dan "ante la total incapacidad del Estado de México" para cumplir con su obligación constitucional de brindar seguridad a los mexiquenses en su persona y bienes.

"La pretensión de instalar policías comunitarias al sur del Estado de México por el Frente Popular Campesino Revolucionario Francisco Villa, "en una región en la cual el gobierno del Estado de México ha perdido soberanía, obedece a la más elemental necesidad de agruparse para defenderse del acoso, hostilidad, crimen y profunda inseguridad que se vive en la región a manos de grupos diversos de la delincuencia organizada".

Sostuvo que en Ecatepec, Coacalco, Tultitlán, y otros municipios del Valle de México, el gobernador Eruviel Ávila "ha sido profundamente incapaz de contener el crimen, la inseguridad y la delincuencia".

Por ello, afirmó, "el Estado de México se cae a pedazos, lejos de cesar o disminuir los crímenes y feminicidios, la inseguridad se incrementa día con día".

En este sentido, planteó que "la aplicación de todo el peso de la ley para ciudadanos que se organizan para defender a sus familias y patrimonios, es un absurdo y contrasentido”.

"Que el estado cumpla con su obligación constitucional de brindar seguridad, que el presupuesto para seguridad pública en el Estado de México sea aplicado de manera eficaz, que se aplique la ley a los delincuentes, no a los ciudadanos que, desesperados, toman medidas para defenderse", dijo.

Daniel Venegas