20 de agosto de 2013 / 03:21 p.m.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) el retroceso de las actividades primarias se derivó de la disminución registrada en la agricultura, principalmente. Cifras preliminares proporcionadas por la SAGARPA, reportaron una menor producción de cultivos como maíz en grano, tomate rojo, sorgo en grano, chile verde, frijol, avena forrajera, papa y maíz forrajero.

Por su parte, el descenso de las actividades secundarias se originó por la caída mostrada en los subsectores de impresión e industrias conexas; industrias metálicas básicas; muebles, colchones y persianas; insumos textiles y acabados de textiles; edificación; industria de la madera; accesorios, aparatos eléctricos y equipo de generación de energía eléctrica; productos textiles, excepto prendas de vestir, y construcción de obras de ingeniería civil u obra pesada, entre otros.

En tanto, el crecimiento de 1.1 por ciento de las actividades terciarias fue producto del desempeño favorable de los servicios financieros y de seguros; inmobiliarios y de alquiler de bienes muebles e intangibles; servicios de esparcimiento, culturales, deportivos y otros servicios recreativos, y “otros servicios excepto actividades gubernamentales”; servicios educativos, de salud y de asistencia social, y el comercio, fundamentalmente.

Con cifras desestacionalizadas y a tasa mensual, el IGAE disminuyó 0.03 por ciento en junio, con relación al mes inmediato anterior. Por grandes grupos de actividades, las actividades primarias cayeron 0.89 por ciento, las secundarias 0.10 por ciento y las terciarias 0.03 por ciento.

El IGAE incorpora información preliminar de distintas actividades económicas como las agropecuarias, industriales, comerciales y algunas de servicios, por lo que debe considerarse como un indicador de tendencia o dirección de la economía mexicana en el corto plazo.

Para este mes, las cifras del IGAE fueron actualizadas con el nuevo año de comparación, 2008; ante este cambio, el IGAE de mayo fue actualizado a la baja, de un crecimiento de 1.7 por ciento a tasa anual, a 1.1 por ciento.

— SILVIA RODRÍGUEZ