10 de octubre de 2013 / 08:40 p.m.

Ciudad de México.- El Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal alertó hoy de que el número de secuestros en México "se ha disparado", pese al compromiso que el presidente Enrique Peña Nieto hizo cuando era candidato de que lo iba a reducir a la mitad.

"En lo que va del mandato del presidente Peña, la incidencia de secuestros y extorsiones, en lugar de descender o cuando menos mantener su nivel, se ha disparado", dijo el presidente de esta organización no gubernamental, José Antonio Ortega.

Si se suman los cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), las de los secuestros denunciados ante la fiscalía general y las de las víctimas rescatadas por el Ejército y la Marina, 2013 podría concluir con más de 3.600 casos, frente a los 3.259 de 2012, aseguró.

Estas cifras han sido calculadas con los datos registrados en el primer semestre del año, que hablan de 832 casos reportados por el SNSP, 512 por la PGR, 334 por la Secretaría de la Defensa, 124 rescatados por la Marina, lo que da un total de 1.802 personas secuestradas.

"Además, aquí sólo hemos considerado los secuestros de los cuales hay algún registro oficial, no así los plagios exprés, la cifra oculta y el secuestro masivo de migrantes", apuntó Ortega Sánchez.

Si se considera el secuestro de inmigrantes, añadió, en México está habiendo más de 23.000 al año, teniendo en cuenta las cifras sobre migración denunciadas por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), que habla de 20.000 víctimas cada año.

La ONG destacó además que, de acuerdo al seguimiento de noticias publicadas en la prensa sobre víctimas de secuestro asesinadas, han detectado que ha habido un aumento de la ejecución de secuestrados en los últimos meses y que estos podrían llegar a los 200 a final de año, frente a los 144 asesinados en 2012.

"Esta situación desastrosa es resultado de la actuación negligente de los Gobiernos locales y las administraciones federales de los últimos 20 años, incluyendo la del presidente Peña, la cual en los hechos ha demostrado carecer de una política contra este delito y que, en general, no considera una prioridad la lucha contra la inseguridad", criticó Ortega.

La organización hizo un desglose de cifras por estados, resultando "especialmente grave" la situación en Morelos, Tamaulipas, Guerrero, Michoacán, Tabasco y Veracruz.

En opinión de Ortega, la detención esta semana de 13 miembros de la Policía Federal involucrados en una banda dedicada a asesinar y secuestrar personas en el centro turístico de Acapulco es una muestra de lo necesario que es limpiar esta institución.

"Las pruebas de control de confianza no fueron creadas de manera integral, lamentablemente. Fueron parte de la farsa del sexenio anterior de que estábamos depurando las policías, fue una farsa, aceptemos la realidad", dijo.

EFE