17 de junio de 2013 / 10:50 p.m.

El sitio de reventa de boletos en internet StubHub mostró que apenas unas 3.000 entradas estaban disponibles en Miami para el sexto encuentro entre el Heat y los Spurs de San Antonio, previsto para el martes por la noche.

Los precios de los boletos para ver el partido de pie en una habitación se ofrecían por un precio mínimo de 185 dólares. Por un cupo sentado, el precio más bajo era de 199 dólares. La butaca más económica ofrecida en la parte inferior de la arena alcanzaba los 475 dólares.

Y si alguien quería un asiento a un costado de la cancha, el precio de cada boleto disponible asciende a 23.000 dólares. De algún modo, estas entradas se ubicaron más abajo del precio inicial más elevado.

Había incluso un par de asientos, a 25 filas de la cancha, por cada uno de los cuales se pedían 80.000 dólares. En la campaña regular, esos mismos lugares pueden estar disponibles por unos 100 dólares.

Si Miami gana el martes y obliga a un séptimo y decisivo encuentro para el jueves por la noche, la ley de la oferta y la demanda volverá a cobrar fuerza.

Hay ya muchos menos boletos disponibles en internet para el séptimo partido. El precio más bajo a las puertas del inmueble era de 385 dólares, más del doble del fijado para el sexto encuentro.