7 de junio de 2013 / 02:29 p.m.

Tamaulipas• Cuatro de los involucrados en la desaparición del marine estadunidense Armando Torres III rindieron declaración en calidad de presentados, informó la Procuraduría de Justicia de Tamaulipas.

Los primeros resultados que arroja la investigación confirman se lo llevaron a él y a dos de sus familiares tras una disputa relacionada con la venta de un rancho, propiedad de su padre, quien ya falleció.

Ismael Pecina Chaires, Patricia Chaires Zúñiga, José Nieves Pecina y José Nieves Pecina Chaires rindieron su declaración, tras ser acusados por el delito de privación ilegal de la libertad.

También fue asegurada una camioneta en un taller, la cual fue llevada por el papá y tío del marine para quitarle el motor, misma que cuenta con reporte de robo en EU.

En su presentación coincidieron en manifestar que Jesús Pecina Chaires, El Torín, quien se encuentra preso en Estados Unidos, le compró un terreno hace dos años a Armando Torres, quien ya falleció y era papá de Salvador Torres, Bocho, y de Armando Torres II, Mandín.

Según la declaración, Jesús Pecina ya no pudo seguir pagando el terrero, por lo que Bocho y Mandín le dijeron a la señora Patricia Chaires Zúñiga, madre de Pecina, que le quitarían el terreno.

Los involucrados relataron que la madre de El Torín habló por teléfono con su sobrino Juan Ochoa Chaires, El Toro, para pedirle ayuda. En seguida éste le dijo que arreglaría el problema, ya sea recuperando el terreno o el dinero.

El documento señala que “el martes 14 de mayo del presente año, como a las once de la noche, pasó una camioneta color blanca Cheyenne a exceso de velocidad, regresando como a la hora junto con las camionetas de Armando Torres II y Salvador, las cuales son una camioneta Dodge pick-up color roja y otra camioneta cerrada color gris con blanco… Las tres camionetas iban juntas, a exceso de velocidad”.

Los inculpados añadieron que “después se enteraron que Amando Torres III, Armando Torres II y Salvador Torres se encontraban desaparecidos” y también manifestaron que desconocen el paradero de Juan Ochoa, El Toro.

La Procuraduría estatal inició la averiguación previa 176/2013 en la agencia octava del Ministerio Público de Matamoros, tras un correo electrónico que se recibió de Luis Barberena, representante de la oficina del FBI en Texas, donde pedía a las autoridades tamaulipecas apoyo para localizara Armando Torres III.

En la investigación, que empezó el 18 de mayo, se fincó el delito de privación ilegal de la libertad.

Señala que la desaparición del marine ocurrió cuando se encontraba visitando a su padre Armando Torres II en el rancho La Barranca, cerca del puente internacional Los Indios de Matamoros. Junto a él también desaparecieron su padre y su tío Salvador Torres.

REDACCIÓN