11 de junio de 2013 / 09:54 p.m.

Monterrey.- • Las declaraciones de la alcaldesa Margarita Arellanes sobre entregar la ciudad a Jesucristo, generaron diferentes opiniones entre los regiomontanos.

En un breve sondeo realizado en el centro de Monterrey, algunas personas opinaron que apoyan esta acción, ya que es necesario para que mejoren las cosas en la ciudad.

"Es bueno porque está entregando las llaves de la ciudad al Señor y esperamos una respuesta de Él como humanos que somos, es un ser humano y aunque la critiquen por parte de los mismos políticos, no deja de ser humana que siente y ve cómo está la situación y puede pedirle a Dios que esto ya se componga", mencionó la señora Verónica Garza.

Otro de los ciudadanos opinó: "Ella comentó que fue en lo personal, pero si así fuera yo no le veo nada de malo", mencionó don José Cruz.

Mientras que otras personas sí estuvieron en contra y mencionaron que la presidenta municipal debe ponerse a trabajar y no a hacer esas declaraciones, aunque haya sido en un evento privado.

"Yo no estoy de acuerdo, hace muchos años la iglesia se separó de la política y nada tiene que ver con Dios, las cosas las hacemos nosotros aquí en la Tierra; que trabaje mejor, si dependiera todo de Dios, estaríamos en el cielo".

Por su parte, otras personas mencionaron que no tuvo sentido el comentario: "Yo creo que Jesucristo está en todo, ni modo que estuviera aquí la persona, no es que alguien se quiera apropiar de algo, yo creo que es en su privacidad y fue sincera con ella misma, no para que nos afecte en algo", opinó la señora Martha López.

"No necesitas hacer eso de entregarle, ya estamos entregados a Dios nadie tiene que entregarle las llaves a nadie, esa es mi opinión, estuvo mal ella, ya que somos hijos de Dios, sé que quiso ganar con eso", fue otra de las opiniones de los ciudadanos.

ZYNTIA VANEGAS