6 de mayo de 2013 / 12:23 p.m.

Tras permanecer con perfil bajo desde el año pasado, la División del Norte eligió la batalla del 5 de mayo  para salir de las sombras y confirmarse como un grupo de peso al interior del Partido Acción Nacional.

Integrantes de esta corriente, la mayoría en la nómina del municipio de Monterrey, desfilaron ayer con su pin distintivo, una W con una estrella encima y debajo el nombre del grupo, por los salones donde se llevó a cabo la votación para elegir a los 60 consejeros estatales panistas.

Iván Garza Téllez, uno de los dos liderazgos que tiene la División del Norte, descartó un escenario fatalista tras la contienda interna de este fin de semana, y sostuvo que el partido quedó fortalecido con el proceso, derivado del cual afirmó que hay nuevos liderazgos hacia el interior de Acción Nacional en Nuevo León.

“Como en todos los partidos hay al interior algunos equipos, yo no lo veo como división, lo veo como un grupo que va a fortalecer al partido, que hemos estado trabajando desde hace muchosaños.

“Nos asumimos como parte del Partido Acción Nacional, como saben hay diferentes corrientes y nosotros estamos participando en una de ellas el día de hoy (ayer), en esta fiesta democrática para el partido. Sin duda va a ganar el PAN con todos los candidatos que salgan de esta elección”, sostuvo el también asesor de municipios blanquiazul.

Ayer, este movimiento obtuvo 25 asientos dentro del Consejo Estatal, y si bien se quedaron cortos en su intento de obtener 36 plazas, le quitaron a la Neocúpula una tercera parte del control del órgano directivo, en el que eran prácticamente el único frente desde hace tres años.

“El PAN requiere fortalecerse, requiere unidad, requiere que en estos momentos estemos todos unidos, que estemos trabajando de la mano para lo que viene, la gubernatura del 2015 y estamos todos juntos hombro con hombro trabajando para este escenario que está en los próximos años”, refirió.

Garza Téllez negó que la intención de la División del Norte, sea dominar las decisiones internas del partido, como en su momento se le acusó al grupo que encabezaron Raúl Gracia, Zeferino Salgado y Fernando Larrazabal, y definió que el grupo aspira a participar activamente en campo y contribuir con el panismo local en todo lo necesario.

Garza Tallez descartó igualmente que en el pasado hayan tenido temor de darse a conocer de forma abierta como agrupación dentro del PAN, y reiteró que el proyecto lleva ya varios años trabajando.

“Vemos un PAN unido, un PAN fuerte, con nuevos liderazgos y listo para enfrentar la gubernatura en el 2015”, expresó.

A petición de los medios de comunicación, Garza Téllez aceptó mostrar el pin distintivo de la División del Norte, que según trascendió, se entrega a los adeptos al grupo que logran ciertos objetivos.

Garza es uno de las cabezas más visibles de la División del Norte, junto con José Serrano y el regidor por Monterrey, Benancio Aguirre, todos antes afines a la Neocúpula.

Luis García