20 de agosto de 2013 / 02:12 p.m.

Monterrey • Luego de recibir línea por la dirigencia nacional, el Partido Revolucionario Institucional comenzará en Nuevo León una campaña para difundir los beneficios que, desde su ideología, proyecta la propuesta de reforma energética del presidente de México, Enrique Peña Nieto.

Durante la tarde de ayer esta campaña inició en Cintermex, en donde funcionarios estatales, alcaldes metropolitanos y rurales, así como diputados locales, asistieron para dar el espaldarazo a la propuesta presidencial.

Ahí, el dirigente estatal del tricolor, Sergio Alanís Marroquín, destacó que tras el evento se solicitará a las dirigencias municipales realizar acciones con el fin de dar a conocer la propuesta presidencial, e incluso realizar eventos donde la población apartidista conozca la misma.

"Ayer tuvimos una reunión en el seno del Comité Ejecutivo Nacional del PRI donde se tomó un acuerdo, donde incluye replicar en cada uno de los estados, a través de los dirigentes estatales, como es el caso de un servidor, replicar ante el priismo local ese apoyo, despejar dudas, hablar en términos prácticos de los beneficios que traerá la reforma una vez aprobada por el Congreso de la Unión y refrendada también por la Constituyente que son 16, mínimo, 16 estados a través de sus congresos locales", explicó el líder partidista.

Alanís Marroquín señaló que las acciones incluyen repartir información entre los ciudadanos, con lo cual señaló pretenden erradicar la imagen que se pretende dar desde otros institutos políticos sobre la privatización de Pemex.

"DESMONTA EL MITO PATRIÓTICO"

Al respecto, la senadora y líder de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP), Cristina Díaz Salazar, insistió que la reforma energética propuesta por Enrique Peña Nieto mantiene la propiedad de los mexicanos de Petróleos Mexicanos y Comisión Federal de Electricidad.

"Ni una ni otra se venderán, ni se privatizarán, como lo establece en la propia iniciativa el jefe de la Nación, quien sostiene que continuarán siendo 100 por ciento públicas y mexicanas", precisó.

Aseguró que en el contenido de este documento, al cual calificó de histórico, se mantendrá el control y rectoría del Estado sobre Pemex y la CFE , con lo que se pretende revigorizar, fortalecer y modernizar el sector energético para hacerlo más eficiente y competitivo a nivel internacional.

"Nuestro respaldo a la reforma energética es absoluto por los beneficios que traerá, porque es una medida urgente frente inminente colapso de los insumos energéticos.

"Debemos recalcar que ni venta, ni regalo, ni concesión habrá con esta reforma en Pemex, el petróleo es nuestro y así seguirá, lo mismo que la Comisión Federal de Electricidad.

Con la iniciativa, agregó, el Ejecutivo federal ha logrado oxigenar el debate político en el país y con esto "desmonta el mito patriótico que alegan muchos cardenistas".

ISRAEL SANTACRUZ Y VÍCTOR SALVADOR CANALES