1 de junio de 2013 / 09:53 p.m.

Nadal fue de menos a más y derrotó 7-6 (5), 6-4, 6-4 a Fabio Fognini para avanzar a los octavos de final, mientras que el serbio Djokovic dio cuenta de Grigor Dimitrov por 6-2, 6-2, 6-3.

Tras perder el primer set en sus dos primeros partidos, Nadal estaba abajo 4-2 y luego 6-5 en la primera manga antes de remontar para firmar su 18vo triunfo al hilo.

"Si recuerdo bien, en 2011, la primera semana del torneo fue muy difícil", comentó Nadal, al explicar los problemas que ha tenido en los primeros sets en sus tres primeros duelos. "Y fue incluso peor que este año, al menos mentalmente. Estaba muy cansado y ahora no lo estoy".

El español busca convertirse en el primer hombre que conquista ocho títulos del mismo Grand Slam. Su récord en Roland Garros es de 55-1, aunque de nuevo exhibió cierta vulnerabilidad.

Nadal cometió 40 errores no forzados y encaró 11 puntos de quiebre en su saque. Su próximo oponente será Nei Nishikori, que se convirtió en el primer japonés en 75 años que alcanza la cuarta ronda en Roland Garros al eliminar al francés Benoit Paire.

"Tengo que jugar mejor si quiero tener alguna posibilidad, realmente tengo que jugar mejor, pero es siempre la misma historia", analizó el español. "Cuando ganas sin mostrar lo mejor, siempre se puede hacer mejor. Es importante ser positivo y aceptar las dificultades de cada momento".

"No estoy jugando con la calma necesaria durante todo el partido. No es una cuestión física, no se pierde la forma física en dos semanas. De momento no estoy jugando bien, pero estamos en la segunda semana. Ahora llega el momento en el que tengo que cambiar un poco la dinámica", agregó.

Djokovic caminó a su silla cuando él y Dimitrov iban 4-3 en el último set. Allí hizo varios estiramientos con su brazo derecho y luego recibió atención de un fisioterapista, que le aplicó ungüento y masaje en el antebrazo.

Luego el serbio ganó los últimos dos games para sellar la victoria contra el búlgaro que lo derrotó el mes pasado en la final del Masters de Madrid.

Seis veces campeón de torneos Grand Slam, Djokovic obtuvo su 500ma victoria en la ATP. El Abierto de Francia es el único de los torneos grandes que aún no gana, y también intenta convertirse en el octavo tenista de la historia en completar el Grand Slam en su carrera.

Entre las mujeres Maria Sharapova superó ocho dobles faltas, una decisión arbitral incorrecta y un déficit en el segundo set para avanzar a la cuarta ronda tras vencer 6-1, 7-5 a la china Zheng Jie.

Sharapova completó el Grand Slam en su carrera al ganar este torneo el año pasado.

Victoria Azarenka se sobrepuso a un arranque lento y 10 dobles faltas hasta derrotar 4-6, 6-3, 6-1 a la francesa Alize Cornet, mientras que la argentina Paula Ormaechea sucumbió 4-6, 6-1, 6-3 ante la estadounidense Bethanie Mattek-Sands.

Ex número uno en el ranking y tercera preclasificada, la bielorrusa Azarenka avanzó a pesar de que le rompieron el servicio seis veces. Echó fuera un fácil remate por encima de la cabeza con el que perdió el primer game del último set, pero luego se llevó los últimos seis games gracias a un incansable juego en la línea que agotó a Cornet.

En el partido de Sharapova, una decisión incorrecta del juez le salió cara a la rusa en la segunda manga. Con el marcador en 30-40 y un punto para rompimiento, envió un segundo servicio que fue declarado fuera, con lo que el set se puso 4-1. El juez se levantó de su silla para verificar dónde había caído la pelota y confirmó la decisión.

La rusa discutió brevemente en vano, argumentando que el juez vio la marca de otra pelota. Una repetición televisiva mostró que su servicio había caído en la línea.

A pesar de ello, Sharapova siguió adelante, llevándose los siguientes tres games para poner las cosas 4-4 y luego le rompió el servicio a su rival en el último game.

Azarenka ha ganado el Abierto de Australia en cada uno de los últimos dos años. Roland Garros es el único torneo grande en el que aún no llega a semifinales.

Cornet, preclasificada 31ra, tropezó y cayó al principio de la segunda manga. Pareció estar ilesa, pero fue perdiendo la compostura a medida que el partido se le escapaba de las manos, gritándose a sí misma entre cada punto.

Las gradas de la cancha central estaban semivacías. Es probable que haya más gente presente para ver a Azarenka la próxima semana, y también habrá más en juego.

"El estar en la cancha central es algo que me motiva cada vez que entro", le dijo al público después de su victoria, "y estoy ansiosa de volver aquí".

Por otro lado, la estadounidense Sloane Stephens llegó a la cuarta ronda por segundo año consecutivo con una victoria de 6-4, 6-7 (5), 6-3 sobre Marina Erakovic, que fue penalizada con un punto en el tercer set por recibir asesoría.

Stephens, 17ma preclasificada, ganó los últimos tres games frente a Erakovic, la primera mujer de Nueva Zelanda en llegar a la tercera ronda en París.

En otro encuentro, la italiana Francesca Schiavone derrotó 6-2, 6-1 a la francesa Marion Bartoli.

Ap