16 de diciembre de 2013 / 07:52 p.m.

Salvo estuvo acompañado de Djukic en la rueda de prensa en la que el técnico afirmó que aunque no la compartía, respetaba la decisión del consejo de administración del Valencia.

Djukic deja al equipo situado a mitad de la tabla en la Liga BBVA y clasificado para los dieciseisavos de final de la Liga Europa y el técnico del filial, Nico Estévez dirigirá provisionalmente al equipo.

En su comparecencia pública, el presidente estuvo acompañado también por el director general deportivo del club, Francisco Joaquín Pérez 'Rufete'.

Salvo inició su discurso al indicar que el de hoy era un día que no le gustaría que hubiera llegado, pero en el que debía comunicar que "por unanimidad se ha decidido el cese de Djukic como entrenador del primer equipo".

"Es una decisión complicada y difícil. Siempre he dicho que Djukic ha sido de los pocos entrenadores que en los últimos años había generado un consenso absoluto en todos los sectores, pero a veces las circunstancias, resultados o juego, nos llevan a tomar estas decisiones", añadió.

El presidente aseguró que la resolución contractual -Djukic firmó este verano por dos temporadas- "está resuelta y no es ningún problema" y aseguró que el club tiene "recursos económicos para fichar un nuevo entrenador".

Cuando se le recordó que en la cuarta jornada de Liga afirmó que "pase lo que pase" Djukic iba a seguir hasta final de temporada, Salvo señaló que lo dijo porque hubo situaciones -que no explicó- en ese momento que provocaron sus palabras, aunque reconoció que "pudo ser un error de cálculo" y asumió su "responsabilidad".

El presidente del Valencia aseguró que pese a la mala situación clasificatoria del equipo en la Liga, el objetivo es el de luchar por la cuarta plaza que da opción a jugar la Liga de Campeones.

"Los objetivos son organizar un club y seguir creciendo. Jugar la Champions no es una utopía, tenemos que seguir peleando y no podemos bajar los brazos. Estamos en el momento, dentro del dolor de todos los valencianista, de apoyar, de estar unidos y creer más. Ante las dificultades no te puedes hundir, tienes que crecer", recalcó.

"Es una situación complicada, pero nuestra mentalidad no es la de trabajar para no descender, sino para estar más arriba y pelear por la plaza que hay de Champions", prosiguió.

Por último aseguró que pese al anuncio de Bankia, el club no está en venta, por lo que sigue tomando las decisiones que estima oportunas.

"Que yo sepa no hay un cartel de que se vende, nadie ha puesto el club en venta. Ni Bankia ni nadie puede vender el club. No hay que esperar a nadie porque no está en venta. Nadie puede vender el Valencia si no tiene la propiedad. El dueño es el Valencia con 45.000 accionistas y la Fundación", subrayó.

Por su parte, Rufete agradeció a Djukic todo su esfuerzo por el club y por el equipo. "Es un día difícil para todos porque después de un inicio en el que teníamos depositada mucha confianza en que todo fuera bien, estar aquí no es positivo, pero el fútbol tiene este tipo de situaciones", indicó.

El máximo responsable del club anunció que "de forma provisional" Nico Estevez, entrenador del filial, se hace cargo del equipo hasta la llegada de un nuevo entrenador.

"Evidentemente estamos trabajando para encontrar un entrenador del perfil del presente, de la situación que estamos y que se una al futuro en el modelo y la manera de trabajar que el Valencia está obrando".