31 de marzo de 2013 / 01:23 a.m.

Monterrey.-   • Los trabajadores domésticos pueden formar un sindicato, pero primero tienen que unirse para defender sus derechos laborales, que están consagrados en la Constitución y avalados en la reforma a la Ley Federal del Trabajo, aseveró el diputado local Alberto Serna de León.

En México, existe ya un sindicato de este gremio, amparado bajo la CROC, que ha emprendido la lucha para que se les respeten sus garantías laborales y humanas, y en Monterrey se pueden organizar para lograr que sus condiciones mejoren, advirtió el legislador.

Serna de León expresó que esta central obrera es la única que cuenta con un organismo donde agrupa a estos trabajadores y en otras entidades han logrado que se les respeten sus derechos laborales.

"Desde hace doce años, a mí me tocó participar en una reunión de la Organización Internacional del Trabajo, en Ginebra, Suiza, donde expuse en nombre de la CROC la propuesta de una declaración de los derechos de los trabajadores domésticos y la necesidad de que tuvieran derechos laborales, como cualquier otro trabajador", expresó Serna de León.

"Ahí le planteamos a la Asamblea el poder regular este trabajo y ahora, a partir de la reforma a la Ley Federal del Trabajo, que se dio en el sexenio pasado, a finales, se reconoce la labor de estas personas".

Actualmente, en todo el territorio nacional existen unos dos millones 200 mil trabajadores domésticos, de acuerdo a datos del INEGI.

De estos, el 95 por ciento son mujeres y se calcula que muchas no tienen las mínimas prestaciones que marca la ley, además de que sus horarios son excesivos y su sueldo promedio es de, apenas, dos salarios mínimos.

En este rubro, se incluyen sirvientas, cocineras, jardineros, mozos y todo aquel que presta un servicio en una casa, ya sea por horas o de tiempo completo.

Entre las mejoras que han logrado al sindicalizarse, destaca el reconocimiento de un horario de trabajo de ocho horas efectivas, es decir, que si permanece diez horas en una residencia, debe tener dos horas de descanso.

De igual manera, se regula que tengan Seguro Social e Infonavit. Esto debe ser revisado por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, aunque también los estados pueden intervenir.

El sindicato croquista de trabajadores domésticos tiene especial influencia en el centro del país, sobre los estados de México, Puebla y el Distrito Federal, principalmente.

FRANCISCO ZÚÑIGA ESQUIVEL