16 de noviembre de 2013 / 01:36 p.m.

Escobedo.- El exceso de velocidad y una posible dormitada al volante, hizo que un joven perdiera la vida, luego de impactarse en la parte trasera de un tráiler, cuyo conductor en lugar de detener la marcha huyó del sitio del accidente, la madrugada de este sábado.

El percance fue reportado por poco después de la 01:00 en el libramiento Noroeste a la altura del kilómetro 28 frente a la colonia Privada del Sauce en el municipio de Escobedo Nuevo Leon, en la circulación hacia el oriente, es decir de Escobedo al municipio de García Nuevo León.

De acuerdo con documentos encontrados entre las pertenencia del joven, este fue identificado como Cesar Iván Bolívar Rivera quien contaba con 33 años de edad.

El ahora occiso conducía un automóvil Chevy con matrícula SPT-6433 de Nuevo León, el cual termino con el frente completamente destruido por lo fuerte del impacto, ya que las autoridades señalaron que circulaba a cerca de  140 kilómetros por hora al momento del impacto.

Por las evidencias encontradas en el sitio del accidente, las autoridades investigadoras presumen que el vehículo de carga pesada se encontraba varado sobre la línea de acotamiento, pues fue el sitio donde termino el automóvil compacto.

Una fuente señaló que el impacto fue a velocidad inmoderada porque no había huellas de frenamiento por parte del vehículo, apreciándose únicamente sobre el asfalto, algunas huellas del vehículo pesado que se presume huyó del lugar después del choque por alcance, mismo del cual no hay características debido a que por el lugar donde ocurrió el accidente no hubo testigos del mismo.

Al sitio del accidente, fueron enviados elementos de la cruz roja metropolitana, sin embargo nada lograron hacer pues el joven quedó prensado entre el volante y el tablero, por lo fuerte del impacto.

Utilizando el equipo de rescate urbano, los paramédicos lograron sacar el cuerpo del joven, quien terminó prensado, una vez que el delegado del Ministerio Público diera del fallecimiento, ordenando el traslado de los restos al anfiteatro del hospital universitario para la necropsia que marca la ley.

Alberto Vázquez