5 de marzo de 2013 / 07:00 p.m.

El Borussia Dortmund llega al partido de vuelta contra el Shakhtar Donetsk consciente de que, tras despedirse de la Copa de Alemania y con el Bayern 17 puntos por encima en la Bundesliga, la Liga de Campeones es la única competición en la que todavía se está jugando algo.

Tras el 2-2 de la ida a domicilio, las posibilidades de alcanzar los cuartos de final con el respaldo de su público son buenas para el Dortmund. Y con la victoria el sábado en la Bundesliga ante el Hannover por 3-1 el equipo de Jürgen Klopp pareció dejar atrás la frustración por la eliminación de la Copa a manos del Bayern.

En el duelo contra el Hannover Klopp se permitió reservar algunos jugadores importantes. El lateral derecho Lukasz Piszcsek no jugó, mientras que Marco Reus y Mario Götze estuvieron en el campo 45 minutos cada uno.

Sin embargo, los jugadores saben que el rival no será fácil y que se requiere plena concentración en los noventa minutos del compromiso.

"El punto de partida es bueno para nosotros y tenemos el respaldo de nuestro público. Pero tenemos que estar los 90 minutos más concentrados que lo que hemos estado en algunos partidos", dijo el lateral izquierdo Marcel Schmelzer.

El delantero Robert Lewandowski, por su parte, ha advertido que el equipo no debe caer en la trampa de jugar a un empate a ceros que que le bastaría para superar la eliminatoria.

"Sería algo demasiado peligroso. El Donetsk siempre está en condiciones de marcar", dijo Lewandowski.

En lo personal, el Dortmund tiene la duda del central Mats Hummels que a sido baja en los últimos compromiso debido a una gripe.

En el caso de que Hummels cause baja, su posición la cubrirá, como en los últimos partidos, el brasileño Felipe Santana.

El Shakhtar Donetsk, por su parte, apostará el todo por el todo en un intento de darle la vuelta a la eliminatoria en el infierno alemán.

Los mineros ya tienen prácticamente la liga ucraniana en el bolsillo, por lo que no escatimarán esfuerzos para hacer realidad el sueño de su directiva, que es convertir al club en el Chelsea de Europa del Este.

El Shakhtar reanudó el viernes el campeonato liguero tras tres meses de receso invernal con una contundente victoria en casa ante el Volin (4-1), con doblete de Eduardo y goles del brasileño Costa y el central ucraniano Kucher.

El viernes descansaron tres titulares que se enfrentaron al Dortmund, los brasileños Fernandinho y Taison, y el defensa internacional Chygrynskiy, exjugador del Barcelona, que podría ceder la titularidad en favor de Kucher, menos habilidoso en la salida con el balón, pero más contundente.

El técnico rumano Mircea Lucescu es muy consciente de que el equipo ha desembolsado demasiado dinero como para no aspirar a llegar más lejos en la principal competición continental, por lo que la exigencia es máxima.

Además, el empate a dos goles no deja otra alternativa a los ucranianos que ir a por la victoria, más aún cuando el Shakhtar se ha mostrado esta temporada como un equipo temible fuera de casa.

Por todo ello, es muy probable que arriesgue y apueste por un equipo más ofensivo con un tridente atacante integrado por Luiz Adriano, el joven Taison y Costa, suplente en la ida y autor del segundo gol.

En el caso de los ucranianos gran parte del éxito dependerá de su defensa, su eslabón más débil, ya que en ataque tiene muchas variantes, pese a perder en el mercado de invierno a su mejor jugador, William, que fichó por el Anzhí ruso por 35 millones de euros.

Alineaciones probables:

Borussia Dortmund: Weidenfeller; Piszczek, Subotic, Hummels o Felipe Santana, Schmelzer; Kehl, Gundogan, Blaszczykowski, Götze, Reus; y Lewandowski.

Shakhtar: Pyatov; Srna, Kucher, Rakitskiy, Rats; Fernandinho, Mkhitaryan, Hübschmann; Taison o Teixeira, Costa y Luiz Adriano.

Arbitro: Damir Skomina (Eslovenia)

Estadio: Iduma Park de Dortmund.

Hora: 19:45 

Agencias