11 de octubre de 2013 / 12:14 a.m.

Monterrey.- El agua que brota de un venero, que provocó la suspensión de actividades en el Hospital Misión de la colonia Sertoma, será drenada en menos de 30 días.

Con esto se espera que pronto se puedan reanudar las labores completamente en el nosocomio además del problema que ha provocado el escurrimiento en la vialidad de la avenida Morones Prieto.

El director general del hospital La Misión, Antonio Villarreal Bremer, acudió la mañana de este jueves al Palacio Municipal de Monterrey donde se reunió con la secretaria del Ayuntamiento, Sandra Pámanes, y la secretaria de Desarrollo Urbano y Ecología, Brenda Sánchez.

"Nuestra gente ha cometido muchos errores, la gente de ellos ha cometido muchos errores, vinimos a ver como esto había llegado hasta estos niveles y encontramos cosas muy absurdas que las resolvimos de inmediato", dijo al terminar la reunión.

Aunque ha disminuido la cantidad de agua que brota del venero, el particular y las autoridades acordaron aplicar esta solución para que el efecto sea permanente y no tener que pasar por esta situación nuevamente.

El lunes, las autoridades del municipio de Monterrey suspendieron de manera provisional las actividades en el nosocomio al considerar que existía riesgo por la inundación que detectaron en el estacionamiento subterráneo del inmueble.

A la fecha el hospital Misión solo brinda atención en urgencias, según informó el director general.

Sandra González Cortés