16 de mayo de 2013 / 01:06 a.m.

Humberto Suazo y Christian Benítez protagonizarán otro duelo que pudiera pintar igual de desequilibrado atendiendo a las últimas eliminatorias en que el chileno se ha impuesto al ecuatoriano

En esta Liga, Humberto Suazo, de Rayados, y Christian Benítez, del América, son los genios y amos capaces de embelesar las pupilas y causar revuelos en las taquillas en los escenarios más importantes: las Liguillas.

No obstante, sus antecedentes advierten que Suazo y Benítez, de diferentes virtudes pero similares efectos, protagonizarán otro duelo que pudiera pintar igual de desequilibrado atendiendo a las últimas eliminatorias en que el chileno se ha impuesto al ecuatoriano.

La Liguilla se ha encargado de volver a reunirlos en otro combate con sabor a gloria. Y quizás, para Benítez represente algo más que otra eliminatoria; quizás, su propia revancha para figurar más que el hombre que se ha llevado los elogios en fase final.

No hace mucho, Chupete y Chucho se desafiaron en un par de eliminatorias en las que salió avante el chileno sobre el ecuatoriano.

Primero, en la Final del Apertura 2010, Suazo, goleador y ganador por excelencia con el Monterrey, desafió a Chucho, el mejor anotador de aquella fase regular con su entonces club, el Santos.

En aquella oportunidad, Benítez pasó desapercibido, y Suazo se convirtió en la gran figura al marcar tres goles en el triunfo global de Rayados por 5-3 ante Guerreros, parar erigirse campeón de Liga.

La experiencia del ecuatoriano no fue grata. Y para colmo, dos años después volvió a vivirla vestido de azulcrema y precisamente contra Suazo y Rayados en la Semifinal del Clausura 2012.

Aunque el andino no anotó, su aporte y liderazgo sirvieron en gran medida para que su equipo se impusiera 2-0 en el marcador global a la escuadra de Benítez, y con ello avanzó a la siguiente fase.

El factor que podría presumir Benítez sobre Suazo tendría que ver con el presente torneo, donde el ecuatoriano se proclamó campeón de goleo, con 12 tantos. Por su parte, Suazo apenas marcó en dos ocasiones, aunque concluyó como el mejor pasador de la fase regular al registrar 10 asistencias.

Al arranque de esta Liguilla, los dos jugadores mejor pagados de la Liga fueron determinantes para clasificar a su equipo a las Semifinales.

Benítez anotó tres goles para un triunfo de 3-1 global para las Águilas ante Pumas, mientras que Suazo anotó el tanto clave en la victoria por 2-1 en la eliminatoria ante Tigres.

Esta semana volverán a confrontarse en una serie definitiva que al ganador lo colocará en la Gran Final del Clausura 2013. ¿Podrá Benítez robarle reflectores a Suazo o se mantendrá el chileno como la marca más contundente en Liguillas? La respuesta la tienen ambos en el mano a mano más caliente de la Liga MX.