Jair Ramos
24 de enero de 2013 / 10:04 p.m.

Luego de ver desde la banca como Emmanuel Villa terminó con la falta de gol que Tigres había carecido tiempo atrás, Luís García Fernández comentó que está tranquilo ante la falta de oportunidad de juego, y esperará su momento durmiendo día a día tranquilo con lo que aporta en el equipo dentro y fuera de la cancha.

“Está claro que las metas de Tigres está claro de todos los partidos que tienen, con la plantilla que tenemos, debemos optar a ganar todos los partidos, no rehuyo la responsabilidad que tengo, para el ratito que me toque, en Liga o en Concachampions. Duermo tranquilo porque doy todo en el terreno de juego.

“Esas ganas (de jugar) hay que trasmitirlas entrenando, para cuando te toque, el ratito que te toque, estar disponible para cuando te lo pide el Tuca, a base de trabajo, siempre tienes que estar preparado”, mencionó.

Mientras tanto García apoya al equipo aunque no sea como titular en el ataque, sabe que

no hay que confiarse tras el buen inicio del campeonato.

“Sobre todo, tratar de no salirse del camino, tratar de mejorar cada día, ganas tres partidos pero no te garantiza nada, está claro que debemos mejorar cada día, independientemente, hay cosas que se pueden mejorar.

“Está claro que si somos capaces de ganar cuatro partidos consecutivos, tenemos la mitad de puntos para optar por la Liguilla, pero no es definitivo, debemos seguir sumando puntos”, señaló.

Así es como el delantero europeo esperará su oportunidad para jugar quizás en la Concachampions como titular, aunque no se desespera por este hecho y sabe que por lo pronto hay que apoyar al plantel desde la banca.