11 de agosto de 2013 / 11:31 p.m.

Dufner incurrió en bogeys en los últimos dos hoyos de su recorrido dominical para firmar una tarjeta de 68 golpes, dos bajo par. Ello le bastó para evitar que le diera alcance Furyk, el campeón del U.S. Open en 2003.

El acumulado del campeón fue de 270 golpes, 10 bajo par, mientras que el tercer lugar del torneo fue para Henrik Stenson, a tres impactos.

Dufner se reivindicó así tras la derrota decepcionante que sufrió en el certamen en 2011, cuando llegó a la salida hacia el hoyo 15 con una ventaja de cuatro golpes, en Atlanta. Envió esa pelota al agua, dilapidó la ventaja y cayó ante Keegan Bradley en un desempate.

No hubo tal colapso durante otro domingo cálido y soleado en el campo de Oak Hill.

Desde el tee hasta el Green Dufner lució casi perfecto. De no ser por cierta imprecisión en el putt, se hubiera coronado con una ventaja mucho mayor.

Ap