17 de febrero de 2012 / 02:21 p.m.

 

En caso de perder las elecciones presidenciales “no hay que irse tan lejos, se puede ir uno a su casa”, afirmó Marcelo Ebrard, jefe de Gobierno del Distrito Federal, al referirse a las declaraciones que la víspera hizo Andrés Manuel López Obrador.

El precandidato presidencial de las izquierdas afirmó en un encuentro privado con industriales que si en 2006 había dicho que si perdía se iba “a la chinga-da, ahora sí”.

También admitió: “ahora tengo más experiencia... tengo menos vigor, eso sí, porque ya estoy muy cansado”.

Al respecto, Marcelo Ebrard dijo que López Obrador ha encabezado un movimiento proselitista intenso y eso puede explicarsu cansancio.

En cambio, el mandatario capitalino destacó que para 2018 él llegará entero, porque “soy joven, estoy joven”.

Luego de encabezar el segundo aniversario de EcoBici, Ebrard opinó que las declaraciones de López Obrador muestran que no está obsesionado con la Presidencia de la República.

Sin embargo, apuntó que de perder las elecciones, “no hay que irse tan lejos, se puede ir uno a su casa o lo que sea”.

Respecto al cansancio del tabasqueño, Ebrard refirió: “Lleva una campaña muy intensa, pues probablemente con tantos eventos que tiene es muy pesado.

“Pero lo que está diciendo es que no está obsesionado, sino que él va a luchar por eso, pero que no es una obsesión. Me imaginoque ese es el mensaje”.

—¿Y el vigor y la fuerza a usted sí le alcanzan para el 2018? —le preguntaron los reporteros.

—Soy joven, estoy joven —puntualizó el mandatario capitalino.

Luego de perder las elecciones presidenciales de 2006, Andrés Manuel López Obrador acusó que había habido fraude y encabezó un movimiento de protesta.

El 20 de noviembre de 2006, el tabasqueño rindió protesta como presidente legítimo y a partir de entonces inició recorridos por todo el país, en los que fue organizando comités territoriales.

Fue en octubre de 2011 cuando formalizó el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) que, de acuerdo con cifras dadas a conocer por MILENIO el año pasado, cuenta con alrededor de 250 mil dirigentes de base, con los cuales espera sumar 4 millones de seguidores para 2012.

La meta es que cada uno de ellos convenza a por lo menos cinco ciudadanos, y así obtener 20 millones de votos en las elecciones del próximo primero de julio.

Incluso, el 24 de noviembre pasado, nueve días después de darse a conocer las encuestas para elegir al precandidato de las izquierdas, Marcelo Ebrard argumentó que López Obrador ganó “porque inició su campaña hace seis años”.

Ante estudiantes del Tec de Monterrey, dijo: “me ganó en dos preguntas que tienen que ver con intención de voto ahorita; claro, él lleva seis años en campaña, yo apenas llevaba seis meses. Haz de cuenta que él salió seis años antes”.

- Claves

El pacto• Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard pactaron que definirían al candidato de las izquierdas a través de una encuesta, cuyos resultados se comprometieron a respetar.

• Durante el proceso para definir las empresas encuestadores y las preguntas, ambos también aseguraron que darían su apoyo al ganador.

• El 15 de noviembre de 2011, al dar a conocer los resultados, Ebrard levantó la mano de López Obrador.

Nayeli Roldán