14 de diciembre de 2013 / 12:27 a.m.

Monterrey.- El sujeto que en estado de ebriedad se quedó dormido en su automóvil, deberá de pagar una multa que asciende a los 9600 pesos, esto por haber resultado ebrio completo en el dictamen que le fue practicado por las autoridades luego de que fuera detenido.

Pero además también deberá de pagar 2  mil pesos más por obstruir los carriles de circulación, y los gastos generados por el arrastre de la grúa, y los días de pensión en el corralón, más multas y refrendos que tenga pendiente el automóvil que aunado a los 700 pesos que le fueron impuestos por faltas administrativas como alterar el orden público suman 12, 300 pesos hasta ahora.

Y es que Jair de Jesús Perales Juárez de 36 años de edad, se quedó dormido a bordo de su automóvil Mazda en el cruce de las avenidas Colón y Hermanos Flores Magón y por algunos minutos estuvo obstruyendo la vialidad de esta importante arteria en una hora pico.

Luego de que la noticia fuera difundida por los medios de comunicación, llegaron a este sitio elementos de la policía de Monterrey para despertarlo, sin embargo al ver la presencia de los uniformados, el sujeto dio marcha a su automóvil en un intento por escapar de las autoridades pero afortunadamente fue detenido antes de que ocasionara un accidente.

Fue precisamente el tráfico de la mañana, lo que favoreció a los oficiales de la policía de Monterrey, quienes se estacionaron en la parte trasera del automóvil, cuando debieron haberlo hecho en la parte frontal del vehículo para evitar que huyera, aunque al final se logró la detención sin ningún percance.

Tras su detención, el sujeto fue llevado a un dictamen donde resultó ebrio completo y posteriormente ante el juez calificador quien impuso las multas correspondientes, pagando primero los 700 pesos para salir en libertad y quedando pendiente el dinero restante para poder sacar su vehículo del corralón.

Alberto Vázquez