17 de noviembre de 2013 / 01:46 p.m.

Monterrey.- Un joven terminó la parranda estrellado en el muro de contención de la avenida Gonzalitos ya que se quedó dormido al volante, afortunadamente la bolsa de aire lo salvó de sufrir golpes severos.

Esto ocurrió alrededor de las 6:30 horas de este domingo en la mencionada avenida, metros antes de llegar a la avenida Fleteros. 

El conductor que fue identificado como Omar Treviño Martínez, de 28 años de edad conducía presuntamente en completo estado de ebriedad por la avenida Gonzalitos de sur a norte, y se dirigía a su casa en Cumbres después de varias horas de fiesta.

Un elemento de la Agencia Estatal de Investigaciones a bordo de una patrulla pasaba por el lugar y se detuvo a abanderar la zona del accidente ya que el vehículo afectado estaba en el carril de alta velocidad  y su conductor aun adentro.

De inmediato llamaron a la Cruz Verde de Monterrey cuyos paramédicos atendieron en el lugar a Treviño Martínez quien no aceptó el traslado a un hospital.

El conductor llamó a sus amigos para enterarlos del accidente, arribando al sitio uno de ellos quien lo auxilió para llamar al seguro además de llevarle un café para que se le bajara el estado de ebriedad. 

El joven será sometido a las pruebas de alcohol para determinar qué grado de ebriedad presentaba y determinar la multa correspondiente además de los daños a la infraestructura. 

Sandra González