12 de mayo de 2013 / 05:44 p.m.

Ecatepec  • El alcalde de Ecatepec, Pablo Bedolla, informó que finalizaron los trabajos de limpieza y remoción de escombros en la zona de San Pedro Xalostoc, afectada por la explosión de una pipa de gas en la autopista México-Pachuca.

Precisó que una vivienda tuvo que ser demolida por sufrir daños en su estructura y que elementos de Protección Civil estatal revisarán más casas para determinar si requieren ser derrumbadas.

“Ya está la limpieza integral: se pintó, se puso el alumbrado, se regeneraron todos los servicios. Prácticamente ya está (la localidad) en la normalidad”, indicó.

El presidente municipal explicó que la limpieza total de predios consistió en el encalamiento y pinta de las viviendas; colocación de postes y alumbrado público; bacheo, balizamiento, pinta de guarniciones y fumigación.

Dijo que más de 300 trabajadores del ayuntamiento realizaron las labores referidas para restablecer los servicios y la imagen urbana en el lugar del siniestro.

Tambiénindicó que cerca de 250 toneladas de escombro han sido retiradas hasta el momento por 37 camiones de volteo, seis retroexcavadoras y dos minicargadores, además de que se han enviado más de 45 pipas de agua para el riego de laspropiedades.

En la zona se establecieron dos centros de acopio para recibir la ayuda que asociaciones y particulares envían a los damnificados.

César Nomar Gómez Monge, secretario de Salud estatal, indicó que a cinco días de la explosión 13 personas permanecen hospitalizadas, tres de ellas de gravedad, en diferentes nosocomios de la entidad y del Distrito Federal, además de las dos menores de edad que fueron trasladadas a la ciudad de Galveston, Texas, para su atención médica.

Detalló que en el hospital Magdalena de las Salinas hay tres personas internadas; en el Rubén Leñero, tres; en el Hospital General de Balbuena, dos; en el de Alta Especialidad de Zumpango, cuatro, y en el Instituto Nacional de Rehabilitación, uno.

Autoridades señalaron que hay heridos a quienes en algún momento se intentó trasladar a otros centros de salud, pero debido a lo delicado de su situación no se ha podido realizar.

Ejemplo de ello son los dos hombres que se encuentran en el Hospital Balbuena, a quienes se planeó mandar al Hospital de Pemex, pero finalmente se canceló esta posibilidad.

HERIBERTO SANTOS Y LILIANA SOSA