18 de octubre de 2013 / 12:49 a.m.

Monterrey.- La jovencita que fue acribillada el miércoles en la noche, cuando convivía con su novio y su suegra afuera de un domicilio en Apodaca, era menor de edad y, presuntamente, el blanco del ataque eran sus acompañantes porque tienen un familiar preso. Ella respondía al nombre de Katia Sarahi Esquivel Sandoval, de 17 años de edad, y su cuerpo fue reconocido y reclamado por sus familiares en el Servicio Médico Forense del Hospital Universitario. Horas después de recibir el reporte del hecho violentó ocurrido en la calle Privada Ocotlan, de la colonia Noria Norte, los elementos del grupo de homicidios de la Agencia Estatal iniciaron las investigaciones del caso y establecieron que la menor murió por error. Por diversas versiones supieron que supuestamente los tres sujetos que los sorprendieron, los atacaron por cuestiones relacionadas con un familiar de los heridos que se encuentra preso en uno de los centros penitenciarios de la localidad. Trascendió que, por el momento, esa es la principal línea de investigación que siguen los ministeriales, aunque no descartan que los presuntos responsables los hayan acribillado por otras circunstancias, antes de escapar en el vehículo Tsuru color rojo que tripulaban. Los lesionados Ángel Pintor Cabrera, de 29 años de edad, y su mamá Angélica Cabrera, de 57 años, continúan internados en dicho nosocomio, donde los reportaron estables y se recuperan de las heridas que sufrieron al recibir, por lo menos, 20 disparos de armas largas. Redacción