17 de febrero de 2013 / 07:57 p.m.

Apodaca • Por las calles de la colonia Pueblo Nuevo en el municipio de Apodaca, caminaba sin ninguna preocupación Miguel Ángel Ochoa Guzmán de 35 años de edad.

Sobre la calle Río Aconcagua y Rio Acaponeta, varias personas hacían fila para poder comprar alimento en un puesto de tacos, cuando de pronto un disparo llamó la atención de esa gente.

Solo vieron pasar un automóvil compacto a toda velocidad y segundos después los gritos de una persona que solicitaba ayuda, Miguel Ángel Ochoa Guzmán había recibido un certero disparo en la cabeza.

Los habitantes de esta colonia salieron de sus viviendas para observar a la víctima, quien se encontraba tirada en el cruce de las calles Río Aconcagua y Río Pastaza.

Acompañados de un numeroso grupo de policías, llegaron los paramédicos de Protección Civil de Apodaca, pero fue en vano, el disparo había destrozado el cráneo de Miguel Ángel lo que le provocó la muerte.

En cuestión de minutos la Agencia Estatal de Investigaciones se apodero de la escena del crimen, cerró las calles para poder obtener información sobre lo sucedido.

Pero al momento que se levantaban las evidencias, les informaron que tan solo unas cuadras adelante estaba abandonado, el automóvil utilizado para perpetrar este crimen.

Sobre las calles Río Pastaza y Río Curaray, fue encontrado el vehículo, se trataba de un automóvil Clío en color verde con las placas de circulación SKY 2549.

Los agentes investigaron la matricula y descubrieron que el vehículo había sido robado el pasado 13 de febrero del año en curso.

Algunas personas que caminaban por el lugar, señalaron a los elementos ministeriales, que los dos ocupantes de ese auto, habían bajado del mismo y a bordaron un taxi que tomó hacia la carretera Apodaca-Juárez.

Mientras tanto en la escena del crimen, el personal forense se encargaba de empaquetar el cadáver para retirarlo del lugar.

Tras la retirada de las autoridades, los habitantes continuaron con sus actividades, comentado y cuestionándose sobre los motivos que originaron que Miguel Ángel fuera asesinado.

 REDACCIÓN