8 de abril de 2013 / 12:47 p.m.

Luego de delatar a una banda de secuestradores, asesinos y ‘halcones’ para la cual trabajaba, un menor de 15 años fue asesinado con un arma calibre 40 cuando se encontraba acompañado de una jovencita, quien resultó con lesiones de gravedad.

Eran alrededor de las 22:15 cuando vecinos de la colonia Lázaro Cárdenas, en el municipio de Cadereyta, solicitaron el apoyo de una ambulancia, pues un hombre había sido atacado a balazos y junto con él, una mujer.

Los paramédicos acudieron al cruce de las calles Ocampo y Venustiano Carranza, en la mencionada colonia, y atendieron a las dos personas que se encontraban tiradas en el piso.

Al revisar al menor de edad identificado como Gilberto Javier Pérez Coria, apodado ‘El Javi’ o ‘Kléber’, los paramédicos determinaron que ya había fallecido a causa de las lesiones que le provocaron los disparos de este tipo de arma.

Mientras que la joven aún presentaba signos de vida, por lo que de inmediato fue subida a la ambulancia y fue llevada en estado grave el hospital de Pemex, a donde fue llevada por la cercanía del nosocomio.

Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones se trasladaron hasta ese municipio para llevar a cabo las indagatorias de este homicidio en contra del joven, quien supuestamente fue perseguido por unos sujetos que iban a bordo de un automóvil y desde donde lo acribillaron.

De acuerdo a las investigaciones realizadas por elementos del grupo de homicidios, se estableció que el menor había sido detenido el pasado 10 de enero, cuando los agentes del grupo de robos investigaban el atraco en una casa habitación.

En esa ocasión, el primero en ser arrestado fue Gilberto Javier, quien confesó el hurto, asimismo dijo pertenecer a un grupo delictivo que secuestraba y asesinaba a sus víctimas en el municipio de Cadereyta y delató a todos los integrantes de la banda.

Según la autoridad, a esta banda se les halló presunta responsabilidad en cuatro homicidios, entre los que se encuentra el de una mujer de 70 años, quien murió luego de que su domicilio fue atacado a balazos y luego incendiado, hecho ocurrido el 28 de diciembre del año pasado.

En esa ocasión el vocero del Estado, Jorge Domene Zambrano, dijo que gracias a las declaraciones del menor, fueron detenidos Marcos Javier Maldonado Jiménez, apodado ‘El Chaparrito’, ‘El Pato’ o ‘El Cabezón’, quien tenía 26 años y era el jefe de la banda, quien aceptó trabajar para el grupo delictivo desde hace cinco años, por lo que recibía un pago de 15 mil pesos por quincena.

Junto con él fueron detenidos Rolando Manuel Vázquez López, alias ‘El Flaco’, Daniel Jordán Alemán Alvarado, ‘La Criatura’, y Judith Alejandra Alanís Morales, de 19.

Además, detuvieron a Gilberto Javier junto con otros tres menores de edad identificados como Jairo Cenobio, alias ‘El Jairo’, Juan Eduardo, ‘El Lalo’, ambos de 17 años, y Édgar Jesús, ‘El Gato’, de 16, quienes quedaron a disposición del departamento de Justicia para Adolescentes.

Sin embargo, debido a las modificaciones de la ley, Gilberto Javier quedó en absoluta libertad, pero no se supo si los cómplices menores también abandonaron las instalaciones del Cejaso.

Redacción