Redacción 
3 de julio de 2013 / 01:11 a.m.

 

Monterrey.- • La Procuraduría de Justicia ejecutó orden de aprehensión en contra de una banda de secuestradores que participaron en el plagio de un comerciante y un estudiante del Tec Milenio, ambos del municipio de Santiago, por quienes en total exigieron siete millones de pesos que no alcanzaron a recibir.

Ellos fueron identificados como Daniel Chávez Alanís, apodado "El Pimos", Armando Pacheco Hernández, "El Negro", Sergio Yahir Gutiérrez Ruiz y Francisco Gutiérrez Gutiérrez.

Ellos fueron detenidos en cumplimiento a la orden de aprehensión que les giró el Juez Primero Penal de Monterrey por considerarlos presuntos responsables de secuestro agravado.

Los primeros tres mencionados privaron de la libertad al estudiante el pasado 17 de mayo y lo retuvieron hasta el día 22 de ese mismo mes.

De acuerdo a las investigaciones que realizaron los elementos de la Agencia Estatal lo interceptaron a la altura de El Álamo y lo llevaron hasta un monte, donde lo retuvieron por cinco días, mientras les entregaban los siete millones que exigieron en un principio, de los cuales terminaron por solicitar cuatro, pero nunca recibieron nada.

Por su parte, Gutiérrez Gutiérrez y "El Negro" son procesados por el plagio de un comerciante de 70 años de edad, a quien se llevaron el pasado siete de marzo de la refaccionaria que tiene establecida en la carretera Nacional.

Por el hombre exigieron el pago de un rescate de tres millones de pesos, pero antes de que se los entregaran, el afectado logró escapar del monte donde lo tenían maniatado.

Girán otra orden de aprehensión a "El Cabe"

Un presunto delincuente que enfrenta varios procesos criminales por secuestro y homicidio, fue notificado de otra orden de aprehensión más, porque presuntamente ordenó la muerte de un supuesto vendedor de droga del grupo contrario al que él pertenecía.

Se trata de Héctor Josué García Medrano, apodado "El Cabe", quien ahora es considerado presunto culpable de agrupación delictuosa y el homicidio calificado de Juan Francisco Reyes González, apodado "La Papaya", de 40 años.

A él lo asesinaron el 16 diciembre del año pasado en calles de la colonia Francisco Villa, al norte de Monterrey.