REDACCIÓN
23 de junio de 2013 / 02:55 p.m.

Linares.- • Dos personas sin vida y dos más lesionados fue el resultado de hechos violentos diferentes, aunque al parecer relacionados, en los que solo se utilizaron armas blancas.

Los eventos sucedieron en la comunidad Leones y en una carretera cercana a La Petaca, en los primeros minutos de este sábado.

Entre las personas que quedaron sin vida, se encuentran el reconocido abogado en esta ciudad, Héctor Mario Romero Lerma, de 38 años de edad, quien se encontraba en su quinta campestre.

En el lugar, además fueron auxiliados su asistente, Maribel Cepeda Cotes, de 32 años de edad, así como su chofer, Eduardo Sánchez Zamarripa, de 34, quienes fueron trasladados de emergencia a Monterrey para una mejor atención médica.

Ante la poca información que la Policía proporcionó y el cerco que montaron los federales, se supo que el abogado Romero, como era conocido, arribó al caer la noche del pasado viernes a la quinta campestre de su familia, que está ubicada en el kilómetro 2 de la carretera, rumbo al ejido Lucio Blanco, del municipio de Villagrán, Tamaulipas, al oriente del municipio de Linares.

La Policía fue alertada por una llamada anónima que señalaba que había personas sangrando en el interior de la quinta Los Romero, lo que fue confirmado por una unidad de seguridad que acudió al lugar.

Cuando los paramédicos revisaron a las tres personas, se determinó que el litigante había muerto.

La segunda víctima fue identificada como Gilberto Escobedo Martínez, de 52 años de edad, quien fue encontrado en la comunidad La Petaca con heridas de arma blanca.

Algunas versiones policiales indican que se le encontró una pistola tipo revólver calibre 32 milímetros.

Trascendió entre la Policía, que el año pasado el abogado Romero estuvo arraigado, en Monterrey, porque algunas investigaciones lo señalaban que trabajaba para un grupo delictivo.

Una fuente policiaca señaló que ese fue el motivo de su asesinato, pues ya no quiso colaborar con la agrupación.