JAVIER TRUJILLO
26 de marzo de 2013 / 01:55 a.m.

Zihuatanejo de Azueta, Gro • Este madrugada, efectivos del Ejército Mexicano lograron tras una persecución asegurar a dos hombres, 12 armas de alto poder, un lanzagranadas, más de dos mil 500 cartuchos de diversos calibres, 80 cargadores para AK-47, AR-15, 38 súper, G-3 y fornituras.

Lo anterior ocurrió aproximadamente a las 04:40 horas en la carretera federal que va de Zihuatanejo a Lázaro Cárdenas, a la altura de la comunidad de Pantla, en el municipio de Zihuatanejo de Azueta, en la región de la Costa Grande, cuando dos hombres que viajaban en un vehículo Hummer H3, fueron seguidos por efectivos de la Secretaría de la Defensa Nacional.

De acuerdo con los primeros informes se sabe que la camioneta marca Hummer, tipo H3, color rojo y sin placas de circulación, en la que viajaban dos hombres a los que se le marcó el alto, por parte de las fuerzas castrenses en la comunidad de Pantla, el vehículo aceleró y se inició una persecución, pero debido al exceso de velocidad el chofer perdió el control y se volcó.

El vehículo todo terreno quedó destruido y los 2 ocupantes quedaron con lesiones leves, y fueron detenidos por los militares e identificados como Norberto Muñoz Álvarez de 26 años de edad y conductor de la unidad, y su acompañante Catarino Álvaro Mancilla de 24 años de edad.

Además se logró decomisar siete armas largas, entre ellas cinco fusiles AK-47; un G-3; un fusil M-16, cinco pistolas de grueso calibre, un aditamento lanza granadas; doce granadas calibre 40 milímetros, 43 cargadores de AK-47, así como dos de disco del mismo calibre, 24 de AR-15, 11 para G-3, 16 de 38 súper, y dos mil 552 cartuchos útiles de diferente calibre y fornituras.

Tanto los detenidos como el armamento decomisado fueron puestos a disposición de las autoridades de la subdelegación de la Procuraduría General de la República (PGR) en el puerto de Zihuatanejo.

Se indicó que de acuerdo a la información obtenida los dos hombres detenidos forman parte de la estructura de una organización criminal.

En tanto se indicó que los efectivos militares realizaban un despliegue como parte de las operaciones de seguridad en el marco de la Operación “Guerrero Seguro”, y de protección al turismo durante la temporada vacacional de “Semana Santa”, en todo el estado de Guerrero.