10 de enero de 2013 / 02:58 a.m.

El gobernador del estado señaló que mantener este programa requería de un gasto de nómina y gastos de operación por 28 millones de pesos anuales, recursos que no podía mantener el estado.

 Oaxaca • El gobernador Gabino Cué anunció que se optó por despedir a 188 empleados luego de que determinó desaparecer el programa de Brigadas Móviles, que se mantuvo y en que en el régimen del ex gobernador Ulises Ruiz fungió como un instrumento de manipulación electoral.

Refirió que para sostener la Dirección de Brigadas se requería un gasto de nómina y gastos de operación por 28 millones de pesos anuales, recurso que no podía seguir ejerciendo el estado, aunado a que las labores sociales de esa dirección fueron absorbidas por la Estrategia Bienestar que atiende rubros específicos de combate a la pobreza.

"Nos dimos cuenta que las Brigadas Móviles que heredamos del último gobierno priista habían cumplido con una función, una vez que llevaban servicios a algunas comunidades en materia de salud, entregaban despensa, llevaban servicios del Registro Civil y, como ustedes saben, en este régimen opera una política social totalmente distinta.

Tenemos más de diez programas a través de la figura Bienestar donde nosotros consideramos que era innecesario tener y contar una plantilla y un gasto de tal magnitud, más aún cuando tenemos otra estrategia.

Hoy las despensas ya no existen, fueron suplidas con cocinas comunitarias, hoy tenemos que fortalecer, más que las brigadas, el área del DIF que se encarga de operar las 200 cocinas comunitarias que atienden un problema de alimentación en igual número de comunidades indígenas de la entidad.

"También hemos decidido abrir nuevas oficinas del Registro Civil, se han mejorado los servicios de salud y se han consolidado sus acciones a través de las caravanas de la salud que también opera el gobierno federal".

Cué reconoció que la operación de estas unidades móviles fueron cuestionadas en el pasado, particularmente en la elección local del 2010, porque eran instrumentos que se utilizaban para coaccionar y para favorecer fines particularmente electorales.

"Por ello, consideramos concluir la relación laboral con las personas que ahí trabajaban; sin embargo, se revisarán los perfiles profesionales de cada uno para determinar quiénes pudieran ser contratados nuevamente", indicó.

Detalló que actualmente se realiza un proceso de revisión en la estructura orgánica del Gobierno del estado para potenciar el desempeño de las dependencias y, en su caso, establecer nuevos cuadros y una nueva estructura.

Resaltó el caso de los Módulos de Desarrollo Social, cuyo personal que laboraba será trasferido a la Secretaría General de Gobierno para que vuelvan a operar la figura de delegados gubernamentales en las regiones, mismos que buscarán contener y atender los problemas sociales que surjan en las mismas, evitando que se manifiesten en la capital oaxaqueña.

OSCAR RODRÍGUEZ