4 de junio de 2013 / 07:08 p.m.

La lucha contra la violencia en el interior de la Liga MX sigue en su máxima expresión y este martes durante el régimen de transferencias de la Primera División se acordó que para el siguiente semestre los intercambios de boletos entre directivas quedan suprimidos, pues por lo regular estas entradas se destinaban a los grupos de animación organizados de cada equipo.

Por el momento se otorgaban 300 boletos por partido, pero los máximos rectores del futbol en México han acordado que desde el próximo torneo no habrá ningún tipo de intercambio de localidades, con el fin de que los violentos queden al margen de los partidos.

Esta medida no agradó a muchos en Cancún pues creen que al momento de darles 300 boletos a las barras, se tenía un control de dónde estarían sentados los aficionados y que ahora sin las cortesías los "violentos" van a comprar sus boletos por su cuenta y será difícil controlarlos.

Esta y otros aspectos como la presentación del calendario de juegos se harán oficiales dentro de unas horas en el Caribe mexicano.

Jesús Hernández Téllez