21 de marzo de 2013 / 12:56 p.m.

Monterrey • El teatro se acabó. Para garantizar el debido proceso a los inculpados, así como juicios exitosos que no deriven en la liberación de culpables por fallas de procedimiento, se modificó la presentación de detenidos a los medios de comunicación.

En adelante, la desarticulación de bandas criminales, capturas de presuntos delincuentes y avances de investigación serán despojadas de todo protagonismo. Ya no habrá agentes armados y con la cara cubierta custodiando a sujetos enfundados en chalecos con leyenda de “"detenido"”.

Lo anterior debido a las nuevas normativas de la Secretaría de Gobernación, para estar acordes con el nuevo sistema penal acusatorio que entrará en vigor el próximo año y que comenzarán a operarse inmediatamente en todos los estados del país.

Las nuevas reglas se dieron a conocer durante la Segunda Reunión de Seguridad celebrada en Nuevo León y encabezada por el Gabinete de Seguridad Federal, en donde se modificaron las bases de la operación del cómo dar a conocer la información a los ciudadanos.

El mismo secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, destacó en esta visita que uno de los temas a discusión con los gobernadores de la región (Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí y Coahuila) había sido justamente el de estos nuevos formatos de presentación de detenidos.

En síntesis, las acciones de la justicia que deriven en detenciones y decomisos de armas, drogas, municiones, pertrechos y vehículos, ya no permitirán hacer aparatosas presentaciones que deriven en diálogos de los detenidos con la prensa, e incluso burlas y amenazas para la autoridad y los medios de comunicación.

AYUDARÁN A LA DENUNCIA

El nuevo protocolo marca que los presuntos delincuentes ya no serán presentados físicamente a los medios de comunicación; sus identidades serán dadas a conocer solamente por medio de fotografías con sus nombres para que, de haber cometido algún otro delito, los ciudadanos puedan identificarlos y denunciarlos.

Atrás quedaron los apodos y los motes, el “"bautizo"” de las bandas y el detalle pormenorizado de sus puestos, jerarquías o quehaceres dentro de las bandas criminales.

“"Jefe de plaza, “"sicario"”, “"lavador de dinero"” y halcón son vocablos que desaparecerán de las comunicaciones oficiales, así como los “"salarios"” que percibían por estos “"trabajos"”.

Los chalecos naranjas con la etiqueta de detenidos; la “"pasarela"” frente a las cámaras de televisión flanqueados por policías pertrechados con armas de grueso calibre no serán permitidos.

YA SE ESTRENÓ

Voceros del gobierno estatal confirmaron que esta normativa se ha estado poniendo en práctica poco a poco. Para muestra la información dada a conocer sobre los involucrados en el crimen del comandante de la Agencia Estatal de Investigaciones, Gustavo Gerardo Garza Saucedo.

Si bien fueron identificados por sus nombres y sus fotografías dadas a conocer a los medios de comunicación, no hubo una rueda de prensa o presentación de los delincuentes y sólo se explicaron los pormenores de su detención y el posible móvil de los hechos.

Los decomisos de vehículos, drogas y armas no serán presentados físicamente, para no cortar la cadena de custodia en la evidencia, y que sea susceptible en el juicio de los presuntos delincuentes.

Las corporaciones municipales no estarán facultadas para hacer presentaciones de presuntos delincuentes, ni siquiera bajo el esquema antes mencionado, ya que todos deberán declarar ante el Ministerio Público especializado y una vez que avance la averiguación, será la autoridad estatal quien de a conocer los hechos, y en ese momento será atribuida la detención al cuerpo policial correspondiente.

DANIELA MENDOZA LUNA