3 de abril de 2013 / 01:27 a.m.

Durante una reunión celebrada en la Casa Blanca, a la que asistieron estudiantes, la esposa de Barack Obama y el actor Harrison Ford resaltaron la importancia de "42", la más reciente cinta del histrión.

 Washington • La esposa del mandatario estadunidense, Michelle Obama, recibió hoy en la Casa Blanca a Harrison Ford para dialogar con un grupo de 80 estudiantes sobre la última película del actor, "42", una reflexión sobre la discriminación a través de la vida de Jackie Robinson, la primera estrella negra del béisbol.

Al acto también asistieron Chadwick Boseman, quien da vida al legendario jugador en "42", el director del filme, Brian Helgeland, y la viuda de Robinson, Rachel, de 90 años.

Todos ellos respondieron a preguntas de estudiantes de institutos y universidades de Maryland, Virginia, Washington DC y California sobre las enseñanzas de la película.

"Realmente poderosa", dijo Michelle Obama sobre una película que, a su juicio, "todo el mundo en el país debería ver".

Ford, de 70 años, interpreta en "42" a Branch Rickey, el manager general de los Brooklyn Dodgers que apostó por Robinson para convertirlo en el primer afroamericano en jugar en las Grandes Ligas del béisbol.

Michelle Obama contó que ella y su marido, el presidente Barack Obama, vieron la película el pasado fin de semana y que le impactó "la discriminación directa" que tuvieron que sufrir Jackie y Rachel, incluso por parte de algunos compañeros de equipo del jugador.

"La historia de Jackie y Rachel Robinson nos recuerda cuánto trabajo duro se necesita para mover un país hacia adelante y cuánta lucha se requiere para un verdadero progreso", subrayó Michelle Obama.

Además, explicó a los estudiantes que "no hay magia" que convierta a una persona de un día para otro en actor, abogado o presidente, sino "determinación", mucho trabajo duro y sobre todo "coraje", como muestra la película.

Por la tarde Barack y Michelle Obama asistieron con el reparto de "42" a una proyección privada del filme en la Casa Blanca.

EFE