19 de diciembre de 2013 / 07:36 p.m.

Monterrey.- A unas cuadras de llegar a la Oficialía del Registro Civil donde se iban a casar, una pareja protagonizó un choque que mandó a la novia al hospital, luego de que fuera rescatada del coche en el que viajaba.

Esta vez quedó pendiente una boda y ahora será hasta el otro año cuando finalmente Yosel Barrios García, de 20 años, y Nallely Sanjuana Cadena Morales, de 19, puedan culminar su amor ante la Ley, porque para cuando salga la futura desposada del nosocomio, el Registro Civil ya estará de vacaciones.

Los novios viajaban en un automóvil Mustang modelo 2002 con placas de circulación SLY 71-40 del Estado de Nuevo León, conducido por Erasmo Barrios Cruz, padre del novio. El otro auto que los impactó es un taxi Tsuru modelo 2009, conducido por Hugo Hernández Garza, de 22 años de edad.

Aunque aparentemente no hubo lesiones graves, los familiares de la chica pidieron que fuera atendida medicamente debido a que tiene tres meses de embarazo y quisieron evitar riesgos para el bebé.

El accidente ocurrió en el cruce de las calles Bernardo Reyes y Salinas, en la colonia Topo Chico, a un par de cuadras de la Oficialía donde tenían cita a las 11:00 de la mañana de este jueves, para firmar las actas que los convertirán en marido y mujer.

Pero entre el arreglo de las señoras, la distancia a recorrer, pues venían desde la colonia La Unidad, en Escobedo, se les fue el tiempo y ya iban apuradísimos.

Circulando por Bernardo Reyes al sur, el coche nupcial llegó a la calle Salinas para virar a la izquierda, para lo cual debía cruzar los tres carriles de la avenida en la circulación hacia el norte y fue cuando la señal de la luz direccional y la evidente urgencia del conductor del Mustang hizo que los conductores de dos carriles hicieran alto para dejarlo pasar.

Confiado, arrancó, pero por el carril de la derecha circulaba el taxi, que no lo vio e impactó al coche, con todo y novios adentro. Nallely Sanjuana, que iba en el asiento de adelante, por aquello de las molestias del embarazo, quedó atrapada dentro del coche, pues el golpe prensó la puerta.

Elementos de la Cruz Verde de Monterrey procedieron al rescate de la novia, tras lo cual, su suegra Ángela García Ramírez pidió que la llevaran al hospital para valorar su estado de salud y el del futuro bebé.

Mientras tanto, en la Oficialía del Registro Civil se quedó pendiente la boda.

Francisco Zúñiga