24 de enero de 2015 / 05:51 p.m.

Morelia.- A unas horas de que un mando militar asumiera la seguridad de Michoacán y luego de que el gobierno federal anunciara la salida de Alfredo Castillo, dos militares murieron y otros dos fueron heridos durante una emboscada en el municipio de Ecuandureo, mientras que en Uruapan una balacera entre hombres armados y miembros de la Fuerza Ciudadana dejó tres detenidos y el decomiso de armas de fuego y drogas.Reportes oficiales informaron que elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional fueron emboscados cuando realizaban labores de patrullaje en el poblado de Quiringuicharo en el municipio de Ecuandureo. Tras los hechos se registró un fuerte operativo en este municipio, colindante con Jalisco, por diversas corporaciones y arribó personal del Ministerio Público de la Procuraduría General de Justicia de Michoacán para iniciar las investigaciones.Tres presuntos delincuentes fueron detenidos y les aseguraron armas y droga, tras un enfrentamiento entre elementos de la Fuerza Ciudadana y hombres armados en la avenida Lázaro Cárdenas, conocida como La Pista Vieja, en el municipio de Uruapan. Funcionarios reportaron que luego del tiroteo, los delincuentes huyeron, por lo que se inició una persecución que concluyó en la colonia Los Ángeles, cuando los uniformados dieron alcance y sometieron a los agresores. El gobernador de la entidad, Salvador Jara, y los mandos militares, encabezados por el general Felipe Gurrola, sostuvieron su primera reunión para afinar la estrategia de seguridad que se implementará en esta nueva etapa."Ya tuve mi primera reunión con los mando militares, se pusieron a mis órdenes. A principios de la semana que entra les vamos a notificar de una reunión muy importante", comentó.El secretario de gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, nombró el jueves al general Felipe Gurrola Ramírez como encargado de coordinar la seguridad en el estado, luego de que el gobierno federal determinara que Castillo había terminado su "encomienda" ya que su presencia en Michoacán estaba siendo politizada en medio del proceso electoral.  FOTO: EspecialMILENIO DIGITAL/Francisco García Davish