18 de septiembre de 2013 / 03:29 p.m.

El desabasto de agua potable y alimentos son las dos grandes emergencias que enfrentan en este momento el puerto de Acapulco y demás municipios afectados tras el paso de la tormenta Manuel, confirmó la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles.

En entrevista con Carlos Loret de Mola en Primero Noticias, la titular de la Sedesol reconoció que en los hoteles y tiendas de autoservicio comienzan a escasear los alimentos, ya que la ayuda que ha comenzado a llegar el puerto se está distribuyendo prioritariamente entre las familias que no han podido salir de sus casas.

Sin embargo, aclaró que también están entregando despensas entre los turistas. Respecto a los albergues, afirmó que están completamente abastecidos.

“Estamos trabajando para que la gente tenga de comer”, aseveró Robles Berlanga, y confió en que con la llegada de más ayuda en especie y más elementos humanos pueda acelerarse el abasto. Durante este miércoles se espera el arribo de un barco con alimentos que partió de Manzanillo, Colima, así como más aviones cargados con víveres.

En cuanto al agua potable, señaló que las fuentes de abastecimiento resultaron afectadas por las inundaciones y cortes de energía eléctrica, pero esperan que este mismo miércoles estén parcialmente habilitadas para que comience a llegar nuevamente el líquido a la población.

Respecto al desalojo de turistas varados, quienes son trasladados en las aeronaves que llegan a Acapulco cargadas de víveres, señaló que ayer sacaron del puerto a más de 2 mil 500 personas, y esperan concluir este proceso a más tardar el viernes, ya por vía terrestre.

Redacción