27 de marzo de 2013 / 03:12 p.m.

 Algunas de las recomendaciones para quienes saldrán de viaje por carretera, además de revisar que su vehículo se encuentre en las condiciones mecánicas óptimas, es contar con la documentación adecuada, incluyendo una póliza de seguros vigente, recomendó la Condusef.

De tal forma, los viajeros que decidan salir a algún destino durante estas vacaciones de Semana Santa también deben estar conscientes de las cláusulas que rigen a dichos seguros, pues su cobertura varía dependiendo del tipo de amparo que se contrate.

En su sitio de Internet la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) explicó que existen cinco tipos de seguros, entre los que se encuentra el que cubre el robo total del automóvil; así como el de responsabilidad civil, que ampara al propietario por daños causados a terceros.

Asimismo, el de gastos médicos se hace cargo del costo por lesión del asegurado y de sus acompañantes en caso de accidente, mientras que el de asesoría y defensa jurídica proporciona ayuda legal cuando se la requiera, en tanto que el de daños materiales cubre los percances que pueda sufrir el vehículo.

Sin embargo, el organismo explica que existen diversas causas por las cuales las aseguradoras no se hacen responsables por los daños ocasionados, entre ellas, cuando el conductor no cuenta con licencia o permiso de conducir, o cuando ésta ya no es vigente.

De igual forma, por rotura, descompostura mecánica o falta de resistencia de piezas, a menos que sean causadas por riesgos que sí cubre la póliza; así como por daños al vehículo por transitar fuera de caminos reglamentados y en vías en mal estado.

De igual forma, la aseguradora no se hará responsable de indemnizar al asegurado cuando éste se encuentre en estado de ebriedad o bajo los efectos de alguna droga, y dicha situación influya en el accidente que ha causado el daño.

La Condusef menciona que estas cláusulas se encuentran descritas en la póliza de seguros, por lo que es conveniente tomarse el tiempo necesario para revisarlas y tener un mayor conocimiento de ellas.

En el caso del seguro de responsabilidad civil, indica que es necesario considerar las modificaciones recientes a la Ley Federal del Trabajo, las cuales modificaron la base de indemnización por muerte de 730 a cinco mil días de salario mínimo.

Mientras que a nivel estatal, las indemnizaciones por daños a terceros pueden oscilar entre los 310 mil pesos hasta los cinco millones de pesos, según la interpretación que dicte el juez que revise el asunto.

Ante esta situación, el organismo exhorta a los asegurados a revisar cuál es el monto máximo que ampara la póliza de responsabilidad civil, pues si la cifra es inferior a la multa que dictamine el juez, la diferencia corre por cuenta del asegurado, lo cual puede representar un grave problema financiero.

La Condusef destaca que se puede consultar a la compañía aseguradora para que los orienten sobre el tema e incluso solicitar un incremento o ajuste de la prima, mientras que ""la protección patrimonial no es un gasto, sino una inversión"".

Notimex